Parece que el “chilango” Alfredo Medellín Reyes Retana (Coordinador de Comunicación social del Congreso del Edoméx) ya cayó de la gracia de algunos diputados locales, quienes le han pedido cuentas claras de su trabajo, pues nomás no mejora la percepción del trabajo legislativo; es más, han visto un grave retroceso desde que llegó a hacerse cargo de la Dirección General de Comunicación Social.

Cuentan diputados que la percepción de eficacia es un caos porque su página de internet cddiputados.gob.mx no tiene ni pies ni cabeza, que la revista oficial se quedó a dormir el sueño de los justos y que la síntesis es un bodrio de hojas y hojas sin sentido alguno, además de que paga este trabajo a una empresa ajena a la DGCS.

Tampoco los tiene nada contentos su trato hacia el personal, pues les llegan todos los días quejas de acoso laboral, de las amenazas que les hace llegar a través de sus subalternos, por lo que han decidido hacer una investigación exhaustiva. Se menciona que “el chilango” dejó sin trabajo a empleadas que tenían graves problemas de salud y a otras las puso a disposición de personal sin importarle su estado de salud.

De ser cierto, “el chilango” podría estar viviendo sus últimos días como fallido director, pues a cinco meses de estar en la dirección, han sido más los hierros que los aciertos.

CCO Noticias