El coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, Ignacio Mier Velazco, aseveró que la iniciativa de carácter preferente enviada por el Ejecutivo Federal, para reformar la Ley de la Industria Eléctrica, deberá ser discutida con la participación de todos los sectores involucrados, “para analizar, de cara a la nación, un tema de gran relevancia como es el sistema energético”.

En un comunicado, sostuvo que la propuesta del Presidente de la República “es consecuente con el principio constitucional de exclusividad y rectoría del Estado sobre la planeación y control del Sistema Eléctrico Nacional”.

Este lunes, el Congreso General, en su sesión a distancia para la apertura del último periodo de sesiones de la LXIV Legislatura, recibió la iniciativa preferente del Ejecutivo Federal, y fue turnada a la Cámara de Diputados para su análisis, dictaminación y votación ante el Pleno, en un plazo máximo de 30 días.

Mier Velazco apuntó que dicha iniciativa busca “adecuar la Ley de la Industria Eléctrica a una competencia en condiciones de equidad entre los participantes del mercado y terminar con la simulación de precios que favorece la especulación, el dumping y subsidios con cargo a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y a los mexicanos”.

“Se pretende una mayor participación en condiciones de equidad y sin privilegios de las centrales eléctricas de la CFE con tres objetivos claros: la confiabilidad del sistema eléctrico, la seguridad energética nacional e incrementar la capacidad de reserva”, abundó.

Apuntó que, conforme a las reglas de libre mercado, los criterios de despacho dejarán de ser a modo y en beneficio de un solo sector. “Con esta reforma, el despacho físico de las centrales de generación será a partir de costos unitarios”.

El líder parlamentario consideró que con esta reforma se refrendará la soberanía nacional, se fortalecerá a la CFE y se priorizará el interés público para el acceso y la distribución equitativa de energía en todo el país en condiciones menos costosas.

“Uno de los contenidos importantes de esta propuesta es garantizar las condiciones legales para que haya un arreglo adecuado de todos los productores para que a nadie le falte energía”, destacó.

“Se trata de una reforma legal que es compatible con el marco constitucional de energía eléctrica vigente, que establece que la rectoría en esa materia le corresponde a la nación”, agregó.

Mier Velazco dijo que, además, se organizarán las categorías, conceptos y definiciones de la Ley de la Industria Eléctrica para priorizar el interés público sobre el interés privado, “contrario a lo que sucedió en la reforma energética neoliberal del 2013, en la que mediante un régimen transitorio se dio pauta para que los privados impusieran sus condiciones, simularan compromisos de generación de energía que no fueron cumplidos y dejaron a la CFE con la obligación de otorgar subsidios y asumir las pérdidas”.

“Se mantiene la libre competencia del sector público y del sector privado en condiciones de equidad para evitar el deterioro que se ha impuesto a la CFE”, añadió.

Aseguró que los contratos y permisos vigentes se mantienen y serán revisados para verificar que cumplan con la ley; esto se hará con base en lo establecido en la ley de procedimiento administrativo, donde se garanticen el trato igualitario tanto de la autoridad como de los particulares.

“Esta reforma permitirá contar con un modelo que beneficie a las familias, a las empresas; alejará el modelo privatizador del régimen neoliberal, y se reordenarán las fuentes de generación de energía eléctrica limpias en condiciones equitativas; se fortalecerá la libre competencia, se mantendrán las inversiones públicas y privadas que se requieren en este sector y se asegurará la confiabilidad del sistema eléctrico nacional”, finalizó.