Gran parte de la atención u orientación derivó de lesiones, extravío, abandono en desierto, zonas rocosas o la montaña, donde el riesgo se multiplicó en el periodo invernal, donde las temperaturas bajan hasta menos 6 grados centígrados.

De los 11 mil 365 auxilios brindados durante el primer mes del año, tres se brindaron por reporte de extravío; 8 mil 571 requerían de ayuda humanitaria; 2 mil 661 orientación o asistencia; tres ocuparon asesorías legales; 125 por rescate debido a abandono en desiertos o zonas montañosas, y dos más por lesiones que requirieron brindar primeros auxilios.

En 1990 se conformó el primer Grupo Beta en la región de Tijuana, Baja California, y para 1994-1995 se amplió en número y cobertura a lo largo de la frontera norte del país; actualmente, existen 22 en nueve estados: Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Chiapas y Oaxaca.

Los Grupos Beta tienen como objetivo proporcionar a las personas en condición de tránsito, ayuda humanitaria, primeros auxilios, asistencia migratoria, orientación e información sobre sus derechos y, para ello, se ubican en zonas del territorio nacional donde estratégicamente puedan desarrollar sus funciones.

El INM refrenda su vocación de servicio con estricto apego y respeto a los derechos humanos de las personas migrantes, con especial atención a los grupos vulnerables como las niñas, niños y adolescentes, sin importar su origen condición social, económica o política.