Alonso Ancira Elizondo, ex presidente del Consejo de Administración y ex dueño de Altos Hornos de México, S.A.B. de C.V. (AHMSA), podría acogerse al criterio de oportunidad devolviendo los 200 millones de dólares que supuestamente recibió de la paraestatal Petróleos Mexicanos, como parte del sobreprecio de la venta de la planta de Agronitrogenados.

Así lo dijo este viernes 5 de febrero, Olga Sánchez Cordero Dávila, titular de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), quien consideró que existe esa posibilidad porque el sistema de justicia penal acusatorio permite que se pueda resarcir al erario montos que habían sido canalizados de forma ilegal.

La funcionaria federal dijo durante la conferencia de prensa matutina presidencial, que tras varios avalúos se ha podido comprobar que por la operación de venta de la planta de Agronitrogenados por parte de Pemex, existieron sobreprecios de una instalación que era considerada como “chatarra”, lo que llevó a un caso de enriquecimiento ilícito.

“Devolviendo precisamente estos recursos. Es aceptar que efectivamente hubo un tema de sobreprecio y de enriquecimiento indebido, ilícito. Y entonces sí, acogerse a criterios de oportunidad, sí podría tener esa opción [del perdón] porque el sistema de justicia penal acusatorio así lo permite”, enfatizó Sánchez Cordero Dávila.

“Si se acoge a un criterio de oportunidad y devuelve todo lo que costó esta planta, que realmente su valor fue muy superior a lo que los avalúos habrían establecido. Parece que la planta es más chatarra que otra cosa […] entonces pues ya con un proceso legal sólido, es aceptable, sí podría acogerse a criterios de oportunidad, sí podría tener esa opción”, dijo la titular de la Segob.

DICTAN PRISIÓN PREVENTIVA A ANCIRA; OFRECIÓ 2 MDD

El jueves por la noche, José Artemio Zúñiga Mendoza, juez de control del Centro de Justicia Penal Federal, Reclusorio Preventivo Varonil Norte de la capital de la República, dictó la medida cautelar de prisión preventiva justificada a Ancira Elizondo, al considerar que existe el riesgo de que el empresario pueda darse a la fuga.

Durante una audiencia que inició a las 14:20 horas y concluyó a las 21:18 horas de ese mismo día, el juez federal acordó celebrar, a las 10:00 horas del próximo martes 9 de febrero, la audiencia de duplicidad en la que resolverá si Ancira Elizondo es vinculado o no a proceso.

Zúñiga Mendoza consideró que eran fundados los argumentos de la Fiscalía General de la República (FGR) para mantener privado de la libertad al empresario coahuilense, por lo menos hasta el próximo martes 9 de febrero, cuando se definirá su situación jurídica.

Los abogados defensores de Ancira Elizondo habían ofrecido al juez federal pagar una garantía de 2 millones de dólares, para poder enfrentar su proceso sin estar privado de su libertad. Asimismo, la entrega de sus pasaportes mexicano y estadounidense, la presentación periódica del imputado e, incluso, el uso del brazalete electrónico, para garantizar que no va a huir.

Para obtener este beneficio, la defensa del empresario coahuilense argumentó que la capacidad económica del dueño de AHMSA no puede operar como un aspecto en su agravio, sobre todo porque sus recurso son producto del trabajo de toda su vida.

Si bien la FGR planteó que Ancira Elizondo tiene arraigo en una demarcación específica, dado que tiene dos domicilios en la Ciudad de México y uno en Monclova, Coahuila, sus abogados manifestaron que los primeros son de carácter particular y el otro es laboral.

Los litigantes también reviraron a la Fiscalía, manifestando que la prisión preventiva pondría en riesgo la salud del empresario coahuilense, no solo por su edad (65 años), sino también por sus enfermedades crónico degenerativas, entre ellas la diabetes e hipertensión arterial.

La FGR planteó tres argumentos al juez federal, para justificar que Ancira Elizondo que debe permanecer privado de la libertad, por lo menos mientras se define su situación jurídica, por su presunta responsabilidad en el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

El primero es la supuesta falta de arraigo. El segundo es su capacidad económica, que le puede facilitar salir del país. Mientras que el tercero es que el empresario coahuilense fue conducido al procedimiento penal mediante un juicio de extradición.

JUEZ SUSPENDE AUDIENCIA; ANCIRA SE SINTIÓ MAL

El juez Zúñiga Mendoza suspendió a las 05:00 horas del 4 de febrero, la audiencia de imputación contra Ancira Elizondo, y acordó su reanudación hasta las 13:00 horas de este mismo día.

Los argumentos que dio el juez federal para la suspensión de la imputación contra Ancira Elizondo, fue que el empresario coahuilense sufrió una descompensación metabólica por falta de descanso y una crisis de oxigenación básica con aumento de presión arterial.

Ante ello, Zúñiga Mendoza autorizó, a las 02:58 horas del 4 de febrero, el ingreso de una ambulancia con paramédicos al estacionamiento del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Preventivo Varonil Norte, para atender al ex dueño de AHMSA.

Tras un análisis, los paramédicos concluyeron que el empresario coahuilense presentó una descompensación por falta de descanso y alimentación en las últimas horas, ya que no había dormido desde que salió extraditado de España.

La audiencia de imputación contra Ancira Elizondo inició a las 23:00 horas del miércoles 3 de febrero y ya en la madrugada del día siguiente, los fiscales de la FGR formularon la imputación por lavado de dinero contra Ancira Elizondo.

Tras ello, el empresario empezó a sentirse mal y se solicitó la atención médica. Los paramédicos permanecieron en el lugar aproximadamente una hora y a su salida comentaron a medios nacionales que el empresario coahuilense tuvo que hidratarse y consumir algunos alimentos para recuperar sus niveles hipoglucémicos.

Previo a que los fiscales federales formularan la imputación, la defensa de Ancira Elizondo planteó tres incidencias de violación al debido proceso; sin embargo, ninguna de estas fue procedente para el juez Zúñiga Mendoza.

LA LLEGADA DE ANCIRA A MÉXICO

Ancira Elizondo llegó a las 17:11 horas del 4 de febrero, al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), en un avión de la FGR, que voló desde España, para dar cumplimiento a su extradición, luego de abandonar la prisión en Palma de Mallorca, en la que se encontraba.

Una vez que se le realizó un chequeo médico dentro del hangar de la FGR, el empresario coahuilense fue trasladado bajo un fuerte dispositivo de seguridad al Reclusorio Preventivo Varonil Norte de la capital de la República.

Ancira Elizondo es requerido por José Artemio Zúñiga Mendoza, juez de control del Centro de Justicia Penal Federal, quien libró una orden de aprehensión en su contra por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, mismo que no amerita prisión preventiva oficiosa, por lo que el empresario coahuilense podría enfrentar su proceso en libertad.

“Tendrá que enfrentar un proceso penal, por supuesto, pero lo que ha dicho el presidente [Andrés Manuel López Obrador], que devuelvan lo que no les corresponde, lo que fue materia de corrupción y que enfrenten sí su proceso, pero que tengamos la posibilidad que se devuelva al erario a la Nación lo que ilícitamente se llevaron y no les corresponde”, informó este mismo día, Olga Sánchez Cordero Dávila, titular de la Secretaría de Gobernación (Segob).

A las 9:42 de ese mismo día, hora local (02:42 horas en el centro de México), salió el avión Bombardier Challenger 605, con matrícula XB-NWD, de la FGR, de la base aérea de Son Sant Joan, en la isla de Mallorca, donde Ancira Elizondo se encontraba preso en espera de que se materializara su extradición.

La aeronave salió del Aeropuerto de Halifax-Stanfield, Canadá, en punto de las 13:46 horas tiempo local (11:46 horas tiempo del centro de México), después de que recargó combustible, y voló durante seis horas hasta la capital de la República mexicana.

Fuente: noroeste