Elementos de Grupos Beta del Instituto Nacional de Migración (INM) en Piedras Negras, Coahuila, recuperaron el cuerpo de una mujer de nacionalidad venezolana que intentó cruzar el río Bravo hacia territorio estadounidense, pero quedó atrapada entre las corrientes de agua fría (-1 grado centígrado), hasta perder la vida.

Como parte de un recorrido por el margen del río, en el perímetro de la Colonia Morelos, elementos del INM, organismo dependiente de la Secretaría de Gobernación, detectaron a cuatro personas migrantes que se adentraban al mismo; dos lograron llegar a la orilla del vecino país, mientras las dos restantes luchaban por mantenerse a flote.

De éstas, una logró regresar a suelo mexicano, y en el caso del otro fue necesario recuperar el cuerpo mediante el uso de un aerobote; ya en tierra firme, se dio aviso a la Fiscalía General del Estado de Coahuila de Zaragoza, autoridad que verificó que se trataba de una mujer adulta de nacionalidad venezolana, por los datos de un pasaporte que traía en su pantalón.

En tanto la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos apoyaba a las dos personas migrantes que previamente sortearon el río Bravo, para después detenerlas; del lado mexicano, paramédicos de la Cruz Roja auxiliaban con mantas térmicas a la tercera, quien mostraba síntomas de hipotermia debido a la temperatura bajo cero registrada en la zona.

El INM refrenda su compromiso para brindar atención y ayuda humanitaria a las personas en contexto de movilidad, si importar su origen, nacionalidad, condición social o económica, con interés mayor a los grupos vulnerables.