Los cancilleres de los países que integran el Consejo de Seguridad se reunieron de manera virtual para una inédita sesión sobre la vacunación a instancias de Reino Unido, que aseguró que el mundo tiene el “deber moral” de actuar de manera coordinada contra la pandemia que ha matado a más de 2,4 millones de personas en el mundo.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, expresó alarma ya que solo 10 naciones han administrado hasta ahora un 75% de las dosis de la vacuna, y unos 130 países no han recibido ninguna.

“El mundo necesita urgentemente un plan mundial de vacunación que reúna a todos los que tienen el poder necesario, la experiencia científica y las capacidades de producción y financieras”, dijo Guterres.

Afirmó que el G20, integrado por las principales economías del planeta, está en la mejor posición para crear un grupo de trabajo sobre la financiación y la aplicación de la vacunación mundial y ofreció el pleno apoyo de la ONU.

Entre los 15 miembros del Consejo de Seguridad se encuentran los mayores productores de vacunas: Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido e India.

Varios cancilleres, como el chino Wang Yi, pidieron “más solidaridad y cooperación”. Wang alertó contra “intentos de politizar la pandemia” y renovó la oferta de Pekín de 10 millones de dosis de la vacuna china para países de menores recursos.

Pero Rusia, representada por su embajador ante la ONU Vassily Nebenzia, estimó que el debate sobre las vacunas corresponde a “estructuras especializadas de la ONU” y “sobrepasa las competencias del Consejo de Seguridad”.

Por su parte, el jefe de la diplomacia mexicana, Marcelo Ebrard, llamó a los países más ricos a “evitar el acaparamiento de vacunas”.

Fuente: Teledoce