El Grupo Parlamentario del PRI refrendó su “compromiso con cambiar las leyes que sean necesarias para que se cierren las puertas a quienes han sido acusados y condenados por violencia familiar, delitos sexuales o son deudores alimentarios. Queremos, como miles de familias mexicanas, que ningún agresor llegue al poder”.

A través de un comunicado las y los diputados de la bancada manifestaron su reconocimiento al PRD por retirar la candidatura a un aspirante a diputado federal acusado de violencia contra las mujeres en Durango; “celebramos que “rompan el pacto” con los agresores de mujeres”.

Hicieron un llamado a todos los partidos políticos a romper ese pacto que protege y calla frente a los presuntos agresores, pues construye el camino hacia la impunidad y mantiene viva la violencia en contra de nuestras niñas y mujeres en todo el país.