Más de 25 millones de mexicanas y mexicanos se reconocen como indígenas, de los cuales más de 7 millones son hablantes de alguna de las 68 lenguas originarias -que derivan en más de 364 variantes, convirtiendo a la nación en una de las que cuenta con mayor diversidad lingüística en el mundo, destacó la Subsecretaria de Educación Básica, Martha Velda Hernández Moreno, con Motivo de la Conmemoración del Día Internacional de las Lenguas Maternas 2021.

Afirmó que en ello reside la importancia de la política educativa que ha impulsado el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para la preservación, desarrollo y estudio de las lenguas maternas, las cuales se encuentran en el origen y nos muestran el camino de los ancestros.

En su primera aparición pública, la Subsecretaria explicó que hace más de 20 años México se sumó a la propuesta de la UNESCO y desde entonces celebra el Día Internacional de la Lengua Materna. No obstante, fue partir del 2020 que se aprobó la Declaración de Los Pinos, y se tomó la ruta para colocar a las comunidades y los pueblos indígenas en el centro de las acciones gubernamentales, bajo el lema: Nada para nosotros, nada sin nosotros.

Señaló que más de 500 participantes provenientes de 50 países, entre los que se encontraban líderes de los pueblos originarios de la región, ministros y secretarios de Estado, así como expertos, investigadores y entidades públicas y privadas, oficializaron el Decenio de las lenguas indígenas (2022-2032), cuyo principal objetivo es empoderar a las y los hablantes de las lenguas indígenas.

Las reformas educativas constitucionales promovidas por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, tienen el propósito de no dejar a nadie atrás, ni de los aprendizajes, ni de la infraestructura, ni del acceso y menos del derecho a recibir educación en su lengua materna, aseguró Hernández Moreno.

Consideró que esa visión es importante para la preservación y desarrollo de las lenguas maternas, con lo que se coloca a las comunidades y a los pueblos indígenas en el centro de las acciones gubernamentales.

Hernández Moreno informó que México participará en el decenio de las lenguas indígenas, el cual iniciará en el 2022 y concluirá en 2030, con el objetivo de trabajar a favor de los derechos de los pueblos y comunidades indígenas para su libre expresión, a recibir educación en su idioma materno y a participar en la vida pública utilizando sus idiomas.

Durante su participación en el foro virtual Las Lenguas Indígenas en la Educación Básica de México, agregó que se debe fomentar el multilingüismo para la inclusión en la educación y en la sociedad, porque se reconoce que con este se puede promover a las lenguas, en consonancia con el desarrollo sostenible.

Explicó que el gobierno está comprometido a que, en las escuelas de Educación Básica en zonas de alta marginación, se mejoren las condiciones de vida de los educandos, por ello también en las comunidades indígenas se ofrece educación bilingüe e intercultural.

La Subsecretaria comentó que tanto el Presidente como la Titular de la SEP, Delfina Gómez Álvarez, son enfáticos en ordenar “que no haya ni una lengua menos, ni un hablante menos”.

Expresó que se sumará a los esfuerzos que realizan maestras y maestros en las cerca de 30 mil escuelas que se ubican en zonas indígenas y a los que ya realiza la SEP, como son el programa La Escuela es Nuestra que ha destinadode 150 mil a 500 mil pesos a cada plantel situado en comunidades indígenas.

En el foro de análisis informó que, para el presente Ciclo Escolar, el 2020-2021, se han distribuido 300 mil materiales especializados en lenguas indígenas, así como 4 millones de materiales con contenidos en ese rubro.

Con el programa Aprende en Casa se ha dado visibilidad a todas las lenguas indígenas en el Sistema Educativo Nacional, como nunca se había visto en la historia de México, por lo que se han transmitido más de 180 programas bilingües en 20 lenguas indígenas y más de mil 300 programas de radio.

La Subsecretaria convocó al magisterio indígena a sumar voluntades, experiencias y sugerencias para construir un mundo que sea capaz de escuchar las voces del origen que nos convocan a pensar en aquello que dijera Chimamanda Adichie: “Cuando rechazamos la historia única, cuando nos damos cuenta de que nunca hay una sola historia sobre ningún lugar, recuperamos una suerte de paraíso.”

En la reunión se abordaron las experiencias locales para el fortalecimiento de las lenguas indígenas en la Educación Básica y la importancia que tienen en este nivel educativo.

En la mesa de discusión participaron también maestras y maestros de Educación Básica hablantes de lenguas indígenas y responsables de Educación Indígena de diferentes entidades del país como Puebla, Yucatán, Nayarit, Chiapas, Sonora, Morelos y Guerrero.