En el Museo Universitario “Leopoldo Flores”, el rector de la Universidad Autónoma del Estado de México, Alfredo Barrera Baca, inauguró el XIX Salón Anual de la Facultad de Artes. 

La pluralidad de técnicas, temas y géneros representados en cada edición del Salón Anual, afirmó el rector, son una muestra fehaciente de la universidad moderna, de la consolidación de la autonomía universitaria, expresada en la creatividad estética de los participantes. 

Acompañado del secretario de Difusión Cultural de la UAEM, Edgar Miranda Ortiz, apuntó que este evento valora la originalidad, calidad técnica e impacto estético de las obras inscritas. “La organización de esta muestra es resultado de un esfuerzo institucional que busca incentivar la vocación artística de los universitarios”. 

Destacó que esta muestra es un ejercicio continuo de creatividad y reflexión, se unen esfuerzos de investigación, docencia y difusión cultural, al exponer la producción de los alumnos que cursan las licenciaturas en Artes Plásticas y Arte Digital. 

Alfredo Barrera Baca mencionó que el arte puede ser el vehículo de una ideología política, didáctico, propositivo, contestatario, autorreflexivo, crítico, humorístico, irónico, íntimo. “Existe una gran gama de contenido e intenciones artísticas, al igual que infinitas son las posibilidades técnicas”. 

Al respecto, la directora de la Facultad de Artes, Angélica Marengla León Álvarez, subrayó que por primera vez la organización, el concepto y la convocatoria del Salón Anual fueron obra de estudiantes, administrativos y académicos, mediante lo cual se reitera la convicción de integrar a todos los sectores en las actividades de este espacio académico. 

La alumna de este espacio universitario e integrante de la comisión del Salón, Consuelo Martínez Hernández, expresó que el objetivo de la Facultad de Artes es formar a jóvenes como profesionales del arte en la creación, gestión, promoción y difusión de la cultura. 

Cabe destacar que el primer lugar del XIX Salón Anual de la Facultad de Artes lo obtuvo Esther Dhamar Romero Romero, con la pieza “Chancletas mágicas”; el segundo fue para Vania Daleg Escamilla Cervantes, con las xilografías “Habitación 3 y 5”, mientras que la tercera posición fue para Israel Ortega Baea, con la serie de pinturas “Estructuras de papel”.