En menos de dos meses, la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, se ha reunido con 18 gobernadores para coordinar acciones y construir la paz en las distintas regiones del país.

En el listado se incluye a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich.

Ya sea en su oficina, como coordinadora del Gabinete de Seguridad del Gobierno de México, en reuniones de las Mesas de Paz o en giras de trabajo con el presidente Andrés Manuel López Obrador, la servidora pública busca reforzar las tareas de seguridad en todo el territorio nacional con los ejecutivos estatales.

En su primera semana a cargo de la seguridad nacional, Rodríguez estuvo con el primer mandatario en Maravatío de Ocampo y Zamora de Hidalgo, Michoacán, para inaugurar un cuartel de la Guardia Nacional, y donde estuvo presente el gobernador Silvano Aureoles Conejo.

“Hay que subrayar: la seguridad es un reto que exige unidad, trabajo coordinado, constancia y voluntad. La seguridad no acepta exclusiones no admite sectarismos, la seguridad no se regatea.

“Ejemplo de que la coordinación da resultados, es que en la mayoría de los estados del país los delitos han disminuido; en otros pocos, la violencia se ha contenido y en los menos aún tenemos desafíos”, dijo el 8 de enero en Maravatío de Ocampo.

Así, Rodríguez ha presidio las Mesas de Construcción de Paz estatales de Tabasco y Sinaloa, donde ha dado cuenta de la incidencia delictiva y acciones para la seguridad.

En ellas, estuvieron presentes los gobernadores Adán Augusto López y Quirino Ordaz Coppel, respectivamente.

Apenas la semana pasada, Rodríguez y Ordaz Coppel encabezaron la Mesa de Construcción de Paz para Sinaloa.

En Colima también se inauguró un cuartel de la Guardia Nacional para Tecomán, con presencia del gobernador, José Ignacio Peralta, el pasado 9 de enero.

El 19 de enero, el gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, visitó a la secretaria en su oficina de la Ciudad de México para trabajar de manera conjunta.

Esa misma semana recibió al gobernador de Guanajuato, Siego Sinhue Rodríguez, para coordinar acciones que permitan disminuir la violencia en el estado. Incluso, el 16 de febrero, Rodríguez participó en el Gabinete de Seguridad en la Ciudad de México como parte de los primeros acuerdos.

El 22 de enero, en Sabinas Hidalgo, Nuevo León, se inauguraron instalaciones de la Guardia Nacional con el presidente López Obrador y el gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

Y lo mismo ocurrió dos días después en San Luis Potosí con el gobernador Juan Manuel Carreras. A principios de febrero hubo un segundo encuentro remoto para detallar acciones como parte de las Mesas de Paz.

El 26 de enero, la reunión fue con el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, en el marco del Gabinete de Seguridad, por instrucciones del presidente de México.

El 2 de febrero, en la reunión del Gabinete de Seguridad estuvo el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro. Y ese mismo día, Rodríguez estuvo en su oficina con el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, quien el 23 de febrero estuvo en el Gabinete de Seguridad nacional.

El 9 de febrero, el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, también estuvo en el Gabinete de Seguridad para coordinar acciones.

El mismo día, en la oficina de la secretaria se concretó el encuentro con el gobernador de Zacatecas, Alejandro Tello.

El 10 de febrero, el fiscal general de Baja California, Guillermo Ruiz Hernández, visitó a la secretaria en la Ciudad de México para cerrar filas por la construcción de paz en el estado.

El pasado 20 de febrero, el mismo gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, fue el anfitrión para inaugurar el cuartel de la Guardia Nacional en Tijuana.

El pasado martes, la titular de SSPC tuvo la reunión con el gobernador de Quintana Roo, Carlos Manuel Joaquín, para avanzar en estrategias de seguridad.