En una respuesta fechada el 18 de marzo, la dirección ejecutiva de Prerrogativas y Partidos Políticos del Instituto Nacional Electoral (INE), informó al Partido Acción Nacional (PAN) que hasta esa fecha, Morena no había solicitado renunciar a monto alguno de su financiamiento público federal para el ejercicio 2021.

Al respecto, el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, exigió a Morena que devuelvan a la Tesorería de la Federación los mil 122 millones 81 mil pesos, equivalentes al 50% de su financiamiento público para 2021, como lo prometieron desde el 25 de diciembre de 2020 y lo han estado publicitando en sus spots.

A través de un comunicado, el líder panista detalló que el partido en el gobierno “ha mentido con total cinismo” al decir que regresaría la mitad de su presupuesto 2021 para comprar 10 millones de vacunas contra el Covid-19.

“Es absolutamente falso que para el partido gobernante la salud de las y los mexicanos esté por encima de todo y que supuestamente regresaría a la Tesorería de la Federación 50% de su presupuesto 2021 para destinarlo a la compra de vacunas, está más que claro, los políticos de Morena no cumplen su palabra, son unos mentirosos, cínicos y sinvergüenzas.

“La respuesta del INE confirma lo que siempre hemos dicho, Morena es un partido fraudulento, corrupto, mentiroso y mañoso, igualito a su gobierno. La publicidad mentirosa de Morena busca tomarles el pelo a los mexicanos, es muy grave porque están jugando una vez más con la vida y esperanza de las personas”, señaló.

Cortés aseguró que, independientemente del criterio de contenido genérico con el cual el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) permitió mantener al aire el spot de Morena sobre las vacunas, Acción Nacional buscará que se sancione al partido oficial por mentir y engañar deliberadamente y por incumplir su ofrecimiento.

También consideró que el discurso morenista sobre las vacunas y el control de la pandemia es moralmente peligroso porque crea falsas expectativas, principalmente en los sectores más pobres de la sociedad, cuando en realidad no tienen suficientes vacunas ni su aplicación avanza con rapidez, cuando se dice que contrataron más de 100 millones de vacunas, pero se niegan a acreditarlo, transparentando los contratos de las mismas.

Fuente: 24 horas