La Cámara de Diputados aprobó, por 442 votos a favor, uno en contra y cero abstenciones, reformas a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, a fin de que el Registro Nacional de Centros de Asistencia Social cuente con carta de no antecedentes penales de todo su personal. 

En sesión semipresencial, la reforma aprobada al artículo 112 de dicha ley también establece que el mencionado registro deberá ser actualizado de manera continua y la información tendrá que ser de carácter público. El dictamen fue remitido al Senado para sus efectos constitucionales.  

En los considerandos del dictamen, se señala que el papel que juegan los Centros de Asistencia Social es determinante en la niñez y adolescencia, ya que permiten que aquellos que se encuentran en una situación de desamparo familiar tengan la tranquilidad de que el Estado tendrá la obligación de velar, garantizar y salvaguardar todos y cada uno de sus derechos. 

Por ello, resalta la importancia de que estos Centros cuenten con el personal especializado para poder atender a niñas, niños y adolescentes en cada una de las situaciones que lo necesiten y otorgar las herramientas necesarias para desarrollarse. 

Destaca que al solicitar la carta de no antecedentes penales se podrá garantizar y tener la certeza de que las personas que laboran en los Centros tienen un buen comportamiento ante la sociedad y no han incurrido en alguna conducta que pueda presumirse que es de un delito, incluso esto podría ayudar a que las niñas, niños y adolescentes tengan la tranquilidad de que esta persona, dentro de sus valores civiles, pueda cuidarlos de manera correcta.

Al fundamentar el dictamen, el diputado Marco Antonio González Reyes (Morena), secretario de la Comisión de Derechos de la Niñez y Adolescencia, explicó que el objetivo es garantizar que la estancia de los menores en los Centros de Asistencia Social sea con pleno respeto a sus derechos y el personal adecuado para un desarrollo integral. 

Subrayó que para apoyar a mejorar la vida de las niñas, niños y adolescentes que se encuentran en Centros de Asistencia Social se requiere de personal preparado, apto, que ayude a mantenerlos seguras y seguros, y garantice el pleno ejercicio de sus derechos. 

Desde la plataforma digital, la diputada Janet Melanie Murillo Chávez (PAN) resaltó que la reforma es realmente importante para la protección de las niñas, niños y adolescentes, ya que aportará mayor seguridad para aquellos pequeños que viven en un Centro de Asistencia Social. 

Precisó que solicitar la carta de antecedentes no penales a cualquier persona que se encuentre laborando en un Centro de Asistencia Social va a permitir que se sumen a los exámenes psicológicos que se les realizan y tener mayor certeza de protección y cumplimiento hacia el interés superior de la niñez, lo que permitirá que todos los que habitan dentro de estos Centros puedan estar en un ambiente seguro.