La senadora Geovanna Bañuelos de la Torre solicitó a las autoridades del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Instituto de Seguridad Social para los Trabajadores al Servicio del Estado (ISSSTE) garantizar el suministro de medicamentos para pacientes con cáncer en el Estado Libre y Soberano de Zacatecas.

Mediante un punto de acuerdo, la coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo también solicitó un informe sobre el estatus de la compra y suministro de medicamentos para el cáncer y otros padecimientos graves que ponen en peligro la salud y la vida de la población, en Zacatecas.

Asimismo, pidió informar sobre las barreras u obstáculos que han retrasado la entrega de medicamentos a la población derechohabiente; así como de los contratos logísticos para su distribución.

En el documento presentado al Senado de la República, la representante por Zacatecas hace referencia a las manifestaciones a las afueras del Hospital General el estado, donde padres y madres de niñas y niños con cáncer denunciaron la falta de medicamento.

“El secretario de Salud del estado, Gilberto Breña Cantú, reconoció que había problemas con el abastecimiento de medicamentos e insumos oncológicos para menores de 18 años desde el año pasado debido al desabasto nacional, específicamente en siete claves: amifostina, bleomicina, ciclofosfamida, dacarbazina, ifosfamida, vinblastina y vincristina”, aclaró.

Geovanna Bañuelos destacó que ante la escasez de insumos médicos, las familias han buscado alternativas ante esta situación y compran medicamentos desde Estados Unidos, no obstante al no tener registro de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), en México no se puede aplicar ni mezclar con el que se utiliza en pacientes pediátricos.

“Un hecho que llama la atención es que la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF) informó que los contratos de los medicamentos de patente, que representan el 20% de la compra consolidada total de fármacos para el año 2021, ya se firmaron, pero no se ha llegado a acuerdos entre los operadores logísticos que van a recibirlos y el INSABI”, mencionó.

Las empresas que conforman la AMIIF han detectado un cuello de botella que “debe resolverse a la brevedad”, pues impide que las empresas puedan entregar los medicamentos ya adjudicados en el proceso de compra consolidada a los distribuidores, designados por el INSABI, quienes son los encargados de entregar los medicamentos en los hospitales y unidades médicas en todo el país.

Lo que obliga a las farmacéuticas a tener los fármacos en las bodegas hasta que se tenga la estrategia para entregarlos a quienes serán los encargados de distribuirlos a los hospitales e instituciones de salud.

“En el Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo consideramos prioritario atender el tema de coordinación y entrega de medicamentos, en especial a los menores de 18 años que sufren una enfermedad oncológica. Su tratamiento para superar la enfermedad y evitar recaídas tiene que ser tratado con la mayor celeridad posible”, exhortó Geovanna Bañuelos.

El punto de acuerdo fue turnado a la Comisión de Salud para su análisis y posterior dictamen, y puedes consultar el documento en el siguiente enlace: https://www.senado.gob.mx/64/gaceta_del_senado/documento/116467