A nivel local, el diputado Federico Döring denunció al subsecretario Hugo López-Gatell por delitos contra la salud pública y claro atentado hacia la humanidad, esto, tras pasearse enfermo de Covid19 y sin cubrebocas por la Condesa en pleno uso de sus facultades mentales, es decir, con dolo hacia los capitalinos. 

La querella del legislador panista, ingresada ante la Fiscalía General de Justicia CDMX, se basa en el artículo 159 del Código Penal CDMX, que estable el delito de contagio Covid19 adrede, lo cual amerita hasta 3 años de cárcel. 
 
Hugo López-Gatell, con carga viral activa y confesión hecha por él mismo de manera pública, fue captado el pasado 10 de marzo en el espacio público no portando cubrebocas ni manteniendo la sana distancia con su acompañante, siendo que debió estar en cuarentena obligatoria.

El funcionario de la 4T fue denunciado con base en el artículo 159 del Código Penal local que dice: “al que sabiendo que padece una enfermedad grave en período infectante, ponga en peligro de contagio la salud de otro, por relaciones sexuales u otro medio transmisible, siempre y cuando la víctima no tenga conocimiento de esa circunstancia, se le impondrán prisión de tres meses a tres años y de cincuenta a trescientos días multa.”

Es decir, el subsecretario Gatell, al haber salido a deambular en espacios públicos y concurridos de la CDMX y además, sabedor que era positivo COVID-19, incurrió en la conducta tipificada por el artículo antes citado, por lo que la fiscal Ernestina Godoy debe imponer la sanción que a derecho corresponda.

Con la finalidad de aportar mayores elementos a esta autoridad, Döring  asentó un fragmento de la versión estenográfica de la conferencia de prensa denominada “Informe diario sobre coronavirus COVID-19 en México, de fecha 11 de diciembre de 2020”, donde el hoy denunciado conminaba a la población a “No salir de sus casas” e hizo hincapié, a lo que nombró como “un llamado urgente a no salir de casa”, ello con para evitar contagios, concretamente adverso a lo que hizo. 

“Busco demostrarle a la Fiscalía que el denunciado, desde el cargo público que ocupa, y sobretodo, desde la vocería al frente de la pandemia por COVID-19 en nuestro país, se encontraba plenamente consciente de la relevancia de quedarse en casa para evitar contagios, más aun cuando se es portador del letal virus”.

Para Döring, es el propio denunciado quien acepta sin reparo, ni culpa alguna que salió a caminar aún a sabiendas que se encontraba contagiado, hechos irresponsables y peligrosos para la sociedad, partiendo de la premisa de más de 200 mil muertos “oficiales” por la pandemia en el país. 

“Así como vemos a la Fiscalía muy activa girando órdenes de aprehensión, dando comunicados y anunciando sus arrestos, queremos que actué y no tenga compasión del funcionario que incurrió en violar lo que establece el artículo 159 del Código Penal”. 

Federico Döring dijo que en la Ciudad de México existen cortesías de impunidad para los amigos de la Cuarta Transformación, donde la justicia queda al final de los intereses de Gobierno con Claudia Sheinbaum.