Las alteraciones bucales en los recién nacidos son sumamente difíciles de detectar, por lo que deben diseñarse guías clínicas concisas para su diagnóstico y tratamiento, ya que dichas afecciones son relativamente frecuentes, destacó en la Universidad Autónoma del Estado de México, el especialista Salvador Eduardo Lucas Rincón.  

Ante la comunidad estudiantil de la Facultad de Odontología de la UAEM y al presentar la conferencia virtual “Manejo odontológico de dientes natales y neonatales”, el ponente expuso que las lesiones o alteraciones bucales en los recién nacidos, deben ser diagnosticadas detalladamente y apoyadas de una radiografía para definir un tratamiento. 

Como parte del Programa de Formación Integral del Alumno, que organiza el espacio académico de la Autónoma mexiquense, Lucas Rincón señaló que “es importante identificar posibles problemas y llevar a cabo un diagnóstico y tratamiento en beneficio de los neonatos”.  

Indicó que los dientes natales, que pueden aparecer durante el embarazo o los primeros 15 días del nacimiento del bebé, son piezas precoces y pueden carecer de estructura, presentar bordes muy agudos y movilidad.  

Abundó que entre los posibles riesgos de dichas piezas dentales destacan la asfixia por un cuerpo extraño y generar laceraciones en el seno de la madre, por lo tanto, su extracción o el redondeo de los dientes son las mejores soluciones. 

Lucas Rincón reiteró que a través de la obtención de una radiografía se pone de manifiesto si se ha formado la raíz o si el diente está adaptado, por lo que debe definirse el diagnóstico a partir de dicha información.