La SSC informó sobre riña entre efectivos y vecinos de la colonia Daniel Garza, alcaldía Miguel Hidalgo.

Los hechos ocurrieron cuando a través de la frecuencia de radio, los policías fueron informados que los tripulantes de un vehículo color gris, portaban lo que al parecer eran armas de fuego, por lo que le dieron seguimiento y marcaron el alto.

El conductor hizo caso omiso de la instrucción policial, lo que originó una persecución y con el apoyo de más unidades se realizaron los cortes a la circulación en distintas calles, sin embargo, al llegar a la calle Barranquilla esquina con Exarzobispado, el chofer perdió el control y se impactó con una camioneta color azul que estaba estacionada en el sitio.

Los oficiales solicitaron a los tripulantes de la unidad que descendieran para realizar una revisión preventiva, lo que generó molestia en una mujer que iba a bordo y se inició una discusión; posteriormente, vecinos de la zona salieron de sus domicilios y comenzaron a agredir física y verbalmente a los policías, quienes pidieron la presencia de más equipos de trabajo.

Derivado de lo anterior, se originó una riña con las personas que viajaban en el automóvil y los ciudadanos de la colonia, donde hubo golpes, jaloneos y agresiones, incluso a los vehículos oficiales, hasta que los uniformados aseguraron a una persona y salieron del lugar.

Para verificar si portaba un arma de fuego y deslindar responsabilidades, un joven de 21 años de edad fue trasladado ante el agente del Ministerio Público y, en presencia de su abogado, luego de comprobar que no tenía en su poder ningún objeto apto para agredir, fue liberado.

En tanto, personal de la Dirección General de Asuntos Internos de esta Secretaría tomó conocimiento de lo ocurrido e inició una carpeta de investigación administrativa interna, para identificar a los policías que participaron en los hechos; además, debido a que el vehículo de los civiles presentaba un impacto de arma de fuego en la parte trasera del lado izquierdo, tres uniformados quedaron a disposición del agente del Ministerio Público para rendir su declaración y determinar su situación jurídica.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana reitera su compromiso de depurar los cuerpos policiales, combatir la corrupción, e investigar y sancionar la mala actuación policial, los abusos y omisiones de las y los policías; y se compromete con la ciudadanía a no permitir actos contrarios al código de ética, ni algún otro que vulnere la integridad y honorabilidad de la Institución.