Elementos de la Guardia Nacional localizaron y apoyaron a 61 migrantes centroamericanos, de los cuales 33 eran menores de edad, que viajaban en condiciones de hacinamiento y con signos de deshidratación debido al extremo calor de la región.

De los 61 centroamericanos encontrados en una carretera de China, Nuevo León, fueron identificadas una persona menor de edad salvadoreña sin acompañante, una mujer de la tercera edad con dos personas menores de edad de nacionalidad guatemalteca, así como 57 personas hondureñas, entre ellas 30 personas menores de edad.

En un camión de redilas se escuchaban ruidos y algunas voces, y al abrir una de las puertas los Guardias Nacionales hallaron a los adultos y menores de edad amontonados y cubiertos con una malla de plástico, quienes no contaban con la documentación que amparara su legal estancia en el país.

La transporte de carga fue detectado en el vía federal Monterrey-Reynosa, tramo Cadereyta- Entronque La Sierrita, como parte de las tareas diarias de seguridad y vigilancia que realiza la Guardia Nacional en la entidad.

Una vez rescatados, a todos los migrantes se les proporcionó agua, y en coordinación con el Instituto Nacional de Migración (INM) los menores migrantes no acompañados y las personas en núcleo familiar fueron canalizados al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en la entidad, para su atención y alojamiento.

La estación migratoria realizará las gestiones correspondientes para recibir asistencia consular, y tras el reconocimiento de nacionalidad se les otorgue el retorno asistido.

En tanto, al operador le fue leída la Cartilla de Derechos que Asisten a las Personas en Detención y se llenó el Registro Nacional de Detenciones con sus datos, y junto con la unidad quedó a disposición de la Fiscalía General de la República en la entidad.

Fuente: Milenio