Ricardo Salinas Pliego, CEO de Grupo Salinas, dueño de TV Azteca y otras empresas, se habría enriquecido aún más con un acuerdo por Fertinal, empresa que después fue adquirida por Petróleos Mexicanos (Pemex), según información publicada por el diario estadounidense The Wall Street Journal.

“Fue el tipo de acuerdo interno sofisticado, completo con amenazas de un emisario con conexiones políticas, que solo los oligarcas más audaces de México podrían lograr”, destacó The Wall Street Journal.

“En 2007, un legislador mexicano se acercó a los ejecutivos locales de la aseguradora holandesa ING Groep NV y les dio un ultimátum: paguen decenas de millones de dólares por un reclamo de una empresa de fertilizantes en apuros o enfrentará una ‘guerra mediática y legal más allá de todas las dimensiones anteriores’, según un memorando interno de ING revisado por The Wall Street Journal. Poco después, una cadena de televisión mexicana comenzó a publicar historias sobre personas supuestamente engañadas por la aseguradora holandesa. Y la empresa de fertilizantes, Grupo Fertinal, presentó denuncias penales contra una docena de ejecutivos locales de la aseguradora, lo que los llevó a huir de México. En meses, ING pagó a Fertinal 120 millones de dólares por el reclamo, vendió sus operaciones mexicanas y abandonó el país”.

El medio explica que detrás de la campaña de presión, según los documentos de ING y personas involucradas en la situación, estaba Ricardo Salinas Pliego, un multimillonario que hoy es cercano al Presidente de México y controla un imperio minorista y de radiodifusión que lo ha convertido en la segunda persona más rica del país después de Carlos Slim, el magnate de las telecomunicaciones. Salinas Pliego es dueño de TV Azteca, la cadena que publicó las historias negativas sobre ING. El emisario que presionó a ING era un ejecutivo del holding de Salinas Pliego, Grupo Salinas, además de un legislador.

“Desconocido para muchos en México, Salinas Pliego también controlaba la compañía de fertilizantes que exigía el pago del seguro, a través de compañías fantasmas. Los memorandos de ING describían cómo el ejecutivo de Grupo Salinas se acercó a la aseguradora para informarle sobre la ‘nueva participación controladora de Fertinal’”.


“Investigadores tanto en México como en Estados Unidos están examinando acuerdos hechos por un exdirector ejecutivo de Pemex que está acusado en México de soborno, según personas familiarizadas con su trabajo. Entre las transacciones que están analizando que fueron negociadas por el ex director ejecutivo, que está cooperando con los investigadores mexicanos y que se negó a comentar, se encuentra la adquisición de Fertinal por parte de Pemex en 2016, aunque ese acuerdo no es parte de los cargos”.

Los memorandos de ING, junto con entrevistas con exsocios comerciales de Salinas Pliego y otros documentos revisados por WSJ, revelan una serie de operaciones financieras que comenzaron con la adquisición entre bastidores de Fertinal por parte de Salinas Pliego de una agencia gubernamental en 2006, a través de empresas fantasma registradas en Europa, por solo unos pocos millones de dólares.

WSJ afirma que una década más tarde, “después de que Fertinal recibió préstamos a altas tasas de interés de un banco que controla Salinas Pliego, Pemex adquirió Fertinal por 635 millones de dólares, un precio que un auditor del gobierno dijo más tarde infló el valor accionario de la compañía de fertilizantes en casi 200 millones”.

The Wall Street Journal publicó que buscó a Salinas Pliego pero declinó ser entrevistado. Sin embargo, un portavoz del empresario repitió declaraciones anteriores de que no tenía participación en Fertinal más allá de los préstamos de su banco. El vocero dijo que “en el momento de la adquisición de Fertinal por parte de Pemex, Salinas Pliego no era propietario ‘a título personal’ de la principal empresa fantasma que en ese momento poseía acciones de Fertinal”.

Según el diario, esta situación representa una potencial responsabilidad política para el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha prometido que el gobierno investigará a los funcionarios públicos involucrados en la transacción Pemex-Fertinal. Sin embargo, agregó el medio, Salinas Pliego es “uno de los aliados más cercanos del sector privado al presidente mexicano”. De hecho, publicó WSJ, Salinas Pliego acompañó a AMLO en una visita al expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Casa Blanca en julio pasado, “y el gobierno mexicano le ha confiado a Salinas Pliego una serie de iniciativas económicas y de otro tipo”.

WSJ también buscó la postura de López Obrador, pero un vocero se negó a comentar porque la investigación continúa, en tanto, también Pemex declinó hacer comentarios.

Fuente: Forbes