La Fiscalía General de la República (FGR) de México informó este sábado que decomisó 13 mil litros de combustible robado, además de asegurar dos tomas clandestinas en el central estado de Hidalgo.

Luego de cumplir una orden de cateo en el municipio de Tlanalapa, Hidalgo, las autoridades localizaron dos bombas hidráulicas, tres tinacos, 27 contenedores de diversas capacidades, en su mayoría con hidrocarburo, 560 metros de manguera y aproximadamente 13 mil litros de combustible, informó la FGR en un comunicado.

Asimismo, aseguraron dos predios donde se encontraban un par de tomas clandestinas que cruzaban por el drenaje, atravesaban la calle, la carretera y tierras de cultivo. Sin embargo, no hubo personas detenidas.

Las autoridades informaron que el hidrocarburo y los bienes asegurados quedaron a disposición de la FGR en Hidalgo, quien continúa con la integración de la carpeta de investigación correspondiente.

En el operativo, participaron elementos de la Guardia Nacional (GN), y Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), quienes apoyaron y brindaron seguridad perimetral; asimismo, personal de Pemex que inhabilitó las tomas clandestinas.

Pemex ha sufrido desde hace años robo de hidrocarburos e Hidalgo ocupa el primer lugar en tomas clandestinas, según datos expuestos por el Gobierno Federal.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha destacado en diversas ocasiones que gracias a sus estrategias para combatir esta situación, durante su gobierno se redujeron delitos como el robo de combustibles en un 95 %.

El 18 de enero de 2019 tuvo lugar un accidente en Tlahuelilpan, en el estado de Hidalgo, en el que un conducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) explotó mientras centenares de pobladores recolectaban gasolina.

A partir de esa tragedia, que dejó 137 muertos, fue que los mexicanos conocieron las verdaderas implicaciones del huachicoleo -como se conoce al robo de combustible en México- y el tema se situó en el centro de la agenda mediática.

Fuente: udgtv