La variante sudafricana del Coronavirus tiene mayor capacidad de “franquear” las defensas de la vacuna Pfizer/BioNTech que las otras formas del virus, declararon el domingo a la AFP investigadores que realizaron un estudio en Israel.

Este estudio realizado por la universidad de Tel Aviv y Clalit, principal caja de atención médica del país, comparó 400 personas no vacunadas que contrajeron el Covid-19 con otras 400 personas parcial o totalmente vacunadas y que también lo contrajeron.

Israel inmuniza a su población con la vacuna del dúo estadounidense-alemán.

Según este estudio publicado el sábado pero aún no evaluado por sus pares, menos de 1% de las contaminaciones en Israel se deben a la variante sudafricana.

Pero entre las 150 personas que recibieron las dos dosis necesarias de la vacuna, “la tasa de prevalencia (de la variante sudafricana) era ocho veces más elevada que en personas no vacunadas”, indicó el estudio.

“Esto quiere decir que la vacuna Pfizer/BioNtech, aunque muy protectora, no ofrece probablemente el mismo nivel de protección contra la variante sudafricana de coronavirus” que frente a las otras variantes del virus.

“La variante sudafricana es capaz, en cierta medida, de franquear la protección de la vacuna”, indicó a la AFP Adi Stern, profesora en la universidad de Tel Aviv y coautora del estudio.

Pero teniendo en cuenta el “bajo número de personas vacunadas infectadas” por la variante sudafricana –ocho–, es “estadísticamente insignificante”, señaló.

Dos estudios publicados en febrero en la revista New England Journal of Medicine, realizadas por los laboratorios Pfizer/BioNTech y Moderna, mostraron una presencia de anticuerpos tras la vacunación inferior en las personas infectadas por la variante sudafricana, indicando una protección reducida.

El estudio israelí es el primero en evaluar la capacidad de la variante sudafricana a darle la vuelta a la vacuna.

Israel, que ha registrado 835 mil 900 enfermos de los cuales 6 mil 296 muertes, observa desde hace varias semanas un retroceso de la epidemia gracias a una vasta campaña de vacunación iniciada el 19 de diciembre.

Fuente: 24 horas