Por Abiud Hernández Leyva

-Candidatos sin llamar la atención.
-Macedonio y Delgado en el INE.
-Pluris para puro cuate.

Ante las campañas de candidatos a diputados federales, las calles siguen vacías debido a la pandemia de Covid19, lo que evita que se reúnan en mítines políticos y la consecuencia que se ha visto en algunos candidatos, es que nadie los pela sean de x partido. La sociedad está harta de puras promesas y cero resultados. Consecuencia de la peor imagen que se tiene hoy ante la clase política, no hay propuestas, no hay ideologías, solo existe la ambición del poder para estar en los cargos públicos y derrochar enojo ante el mismo electorado. Cada visita que realizan los partidos a las calles se ve la fiesta solo de sus allegados y de nadie más, ahora solo son palabras al viento y el próximo 6 de junio tendrá el resultado de pocos votos en la urnas, mientras tanto usted lector observé bien quien es el menos malo para que pueda ejercer su voto.

Cómo si fuera por sus pistolas, Félix Macedonio Salgado, llegó a compañero de Mario Delgado a las instalaciones del INE en CDMX, para exigir por sus pistolas que le devuelvan la candidatura a Morena a la Gubernatura de Guerrero. Sin guardar la sana distancia a pesar de la pandemia, deja en claro que la ambición de poder es más poderosa que cuidar vidas humanas. Al puro estilo de la izquierda se refleja que la democracia en los guindas no existe más que llegar a placer para apoyar al presidente. Los tiempos de democracia quedaron atrás hoy las descalificaciones están a la orden del día, ante está manifestación y como siempre es en México, podría regresar la candidatura para el toro que está listo para llevarse si es que así se da, la Gubernatura en Guerrero. Sólo que ojo si ahorita está de berrinches imaginen cómo será en el poder y eso que es la esencia de su partido, si es que así se le puede llamar a su movimiento.

Los partidos políticos dieron a conocer la lista de los Diputados Plurinominales, que estarán en San Lázaro y resultó que como siempre sólo es para puros cuates que siempre serán los mismos y que no importa quien en la base del partido busque una oportunidad, nunca la tendrá. Ese enojo de los militantes ha hecho que en la política de hoy no se piense en el pueblo, si no en el bienestar propio, de ahí que próximamente veamos en la cámara de Diputados Federales, somos políticos pasquineros que estarán en la última etapa de su figura pública. Ya que para las próximas elecciones presidenciales, los jóvenes los van a desplazar y tendrá la democracia en México un nuevo inicio que aporte al desarrollo de la sociedad en materia intelectual.