El Segundo Tribunal Unitario con sede en Cancún, Quintana Roo, le negó un amparo al empresario textilero Kamel Nacif Borge contra la orden de aprehensión. Autoridades lo acusan por su presunta responsabilidad en el delito de tortura cometido en contra de la periodista Lydia Cacho, en diciembre de 2005, en represalia por haber dado a conocer una red de pederastia a través de su libro Los demonios del Edén.

El magistrado federal rechazó otorgarle la protección de la justicia ya que argumentó que no hay elementos suficientes para considerar hasta el momento, se le hayan vulnerado sus derechos fundamentales.

De acuerdo con investigaciones judiciales, Kamel Nacif huyó a Líbano –su país de origen–, luego de que en abril de 2019 un tribunal unitario de Quintana Roo libró orden de aprehensión en su contra y también del ex gobernador de Puebla Mario Marín, de Adolfo Karam Beltrán y de Julián Sánchez Moreno, ex jefes de la policía local y de mandamientos judiciales de la procuraduría estatal, respectivamente, por dichos delitos.

El llamado Rey de la Mezclilla fue detenido por autoridades de esa nación y llevado ante un juez por el delito que se le imputa en México, pero logró que se le impusiera una fianza y goza de libertad mientras se desarrolla el proceso.

Sin embargo, será enjuiciado en Líbano por el delito de tortura con base en sus leyes, y allá tendrán que litigar los representantes del gobierno mexicano, debido a que no hay tratado de extradición con esa nación.

El pasado 3 de febrero, elementos de la Policía Federal Ministerial de la FGR detuvieron en el puerto de Acapulco al ex gobernador de Puebla Mario Marín Torres, quien en ese entonces fue trasladado al Centro de Justicia Penal Federal de Quintana Roo, en Cancún, donde fue puesto a disposición de un juez de control, quien lo vinculó a proceso. En la actualidad se encuentra privado de la libertad en esa entidad.

Fuente: la Jornada