La situación de sequía en la mayor parte del país se mantendrá durante el resto del mes y parte de mayo, cuando empezarán las lluvias, pronosticó la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la cual llamó a la población a cuidar y reducir el uso del líquido.

En videoconferencia, la titular de la Conagua, Blanca Jiménez, explicó que la falta de lluvias ha impactado en gran parte del país, sobre todo en las regiones noroeste y norte, así como en los estados de Guanajuato, Michoacán, Guerrero y la costa norte de Oaxaca.

“Qué esperamos a futuro: para abril de 2021 esperamos todavía un déficit de agua, en mayo y junio esperamos una recuperación, aunque todavía tendremos zonas con déficit”, añadió la funcionaria.

Tan solo el mes pasado fue uno de los marzos más secos en los últimos 81 años, con una precipitación acumulada de 8.4 milímetros, 46.2 por ciento por debajo del promedio.

Marzo de 2021 ocupó el lugar 71 de los 81 marzos registrados desde 1941, reveló la titular de la Conagua, Blanca Juárez.

Jorge Zavala, coordinador general del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) recordó que los fenómenos conocidos como El Niño y la Niña tuvieron efectos muy notorios desde septiembre pasado y ahora el país entra a una condición neutra.

“Por eso estamos previendo tener una recuperación importante de precipitaciones para junio”, señaló.

Ante esta situación, Blanca Jiménez llamó a la población a evitar el desperdicio del agua en estos momentos.

“Lo principal es que todos nos movamos a cuidar el agua, a usar menos el agua, usarla cuando realmente se requiera, por ejemplo, no hay que lavar el patio con la manguera, no regar de más, y hay que tecnificar el riego (agrícola)”, aseguró en videoconferencia.

En la actualidad, 83.9 por ciento del territorio nacional padece algún grado de sequía o se encuentra anormalmente seco debido a la falta de lluvias, según el informe más reciente del Monitor de Sequía en México.

Sin embargo, la titular de Conagua precisó que la actual sequía no ha sido tan extrema como la que se vivió entre 2011 y 2012.

Aun así, se han visto reducciones en los niveles de las 210 principales presas de México.

“Estamos teniendo una mayor demanda en los lugares con más calor y suelo más seco, también el tema del COVID hizo que se entregara en varias ciudades mucha más agua de lo que se daba para atender las recomendaciones del lavado de manos, lo que nos bajó el nivel de las presas”, explicó.

Recordó que en la sequía de 2020 hubo 66 operativos en 20 estados, para la distribución de 298 millones de litros de agua en apoyo a 820 mil habitantes.

En el presente año ya se han repartido 38.9 millones de litros de agua en ocho estados: Ciudad de México, Durango, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Sinaloa, Sonora y Veracruz para atender a 112 mil 517 habitantes.

En el tema agrícola, ocho distritos de riego en ChihuahuaGuanajuatoSinaloaSonora Tamaulipas son los más afectados por la sequía, con una superficie de 521 mil 711 hectáreas (16 por ciento del total) y 55 mil 106 usuarios (10 por ciento del total).

Ante esa situación, la Conagua realizó operativos de bombero de agua, con 25.1 millones de metros cúbicos para 16 mil hectáreas en QuerétaroSinaloaSonora Tamaulipas.

Fuente: El Heraldo de México