El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) calificó como “penoso” el incidente registrado entre un manifestante y el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles y, aclaró, que el uso de las fuerzas armadas no depende de los gobernadores.

El mandatario nacional señaló que Aureoles llegó en helicóptero a Aguililla y, tras una reunión con mandos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), decidió acudir a la plaza.

“El Ejército le brindó protección, lo acompañaron, pero no estuvieron de acuerdo con sus acciones de empujar a un manifestante”, afirmó.

El jefe del Ejecutivo acusó que  el Gobierno de Michoacán insiste en usar la fuerza del Ejército en zonas como Aguililla para contener al crimen organizado.

Fuente: Uno Más Uno