Al mediodía de este lunes comenzó en juzgados del Reclusorio Norte la audiencia del empresario Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México, en la que se prevé una definición sobre el acuerdo reparatorio que ofreció, y aceptó, Petróleos Mexicanos (Pemex), consistente en la restitución de 216.6 millones de dólares.

El Juez deberá determinar si esta situación es suficiente para concederle la libertad al empresario, quien se encuentra preso en México desde el 3 de febrero.

El empresario de nacionalidad México-estadounidense es implicado por la Fiscalía General de la República en un acto de soborno al exdirector de PemexEmilio Lozoya, por 3.5 millones de dólares que supuestamente le depositó en una cuenta de la empresa Tochos Holding, con el propósito de que Petróleos Mexicanos adquiriera en 2017 de su empresa (Altos Hornos de México), la planta de Agro Nitrogenados, a un sobre costo de 200 millones de dólares.

El 9 de febrero, el empresario ofreció a Pemex, a través de su defensa, un acuerdo reparatorio por 216.6 millones de dólares para que esa empresa del Estado retire la denuncia en su contra por vender fraudulentamente en 2017 la planta.

Con dicho acuerdo, que fue avalado preliminarmente por la Dirección Jurídica de Pemex, Ancira busca evitar que la FGR continúe con el proceso penal en su contra por el delito de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita. De esa forma, Ancira podría abandonar en las próximas horas el Reclusorio Norte, en caso de que el juez así lo determine.

Fuente: El economista