FRANCISCO RODRÍGUEZ

Ya le gustó al “caudillo” el papel de inepto. Mientras el país está ensangrentado tras la persecución, el exterminio y la desaparición de candidatos opositores, él representa la triste figura de enajenado, a ciencia y paciencia de sus diseñadores de imagen.

Hace unos cuantos domingos, después de realizar una gira privada al estado de Puebla durante la cual se significó un acto de templete con un puñito de personas alrededor, más la supervisión de los bienes legados a doña Beatriz por la desaparecida familia Moreno Valle, regresó triunfal a Palacio Nacional, escenificando un video realmente patético.

Marcha, honores, desgarbo y video

En el video, seguramente manufacturado por el brillante asesor publicitario, el infiltrado centroamericano Pimeño Ibarra, y divulgado a los cuatro vientos por las oficinas gubernamentales, se suceden unas tomas en directo de una patraña que sólo se les puede ocurrir a personitas decididamente interesadas en seguir ostentando el campeonato total del ridículo de los pasmarotes.

Se abre la puerta de honor de Palacio Nacional y se oyen las notas de la monumental Marcha de Honor, dedicada a la investidura presidencial, y aparece la figura desaliñada del prócer tabasqueño, absolutamente digna de lástima. Después de saludar a la bandera y encaminarse al centro del patio, uno tiene la impresión de que un día de éstos bien se le puede aparecer su propio Victoriano Huerta.

Con aire triunfal, pero cara de preocupación, el “caudillo” se para en medio del patio de honor, y saluda hacia los balcones superiores: buenas tardes, mientras una grabación potente le contesta con estridencia: “buenas tardes señor Presidente”‎. No hay una sola alma, todo es escenografía. Como aquella de que” es un honor estar con Obrador”.

Nadie está en Palacio, sólo el emperador y su publicista, filmando digitalmente. Todos los demás están en sus casas. Una escena para el cine mudo de Mack Sennet, Groucho Marx o quien usted decida escoger.‎ Como anunciando el fracaso que se avecina, o algo peor. La carcajada en las redes no se hizo esperar.

Es capaz de todo por amarrarse al poder

Efectivamente, se vienen fechas tormentosas que, por la disposición de la gente a votar por un partido o coalición distinta a Morena, puede acabar como el Rosario de Amozoc. Ya nada nos sorprendería, desde que el emperador desnudo amenazó con desaparecer el INE, desaparecer a los candidatos opositores…

… quejarse de que puede perder la mayoría en la Cámara de Diputados, vetar el presupuesto que le asigne la nueva mayoría o mandar a todos al diablo, cosa que proferida por su boca es realmente peligrosa. Es capaz de todo por amarrarse al poder total del sillón presidencial… o mínimo a los haberes mal habidos sin supervisión.

En esa lucha fratricida por empequeñecer el Estado y agrandar los poderes omnímodos de la Presidencia que no sabe utilizar, todavía le queda el recurso de seguir gobernando por decretazos anticonstitucionales, o por la fuerza del ejército y sus cinco legiones armadas de mercenarios del narcotráfico, desde el CJNG hasta los Zetas.

Su paisanaje con Tomás Garrido Canabal

Además, estaría el manejo de las encuestas patito para querer forzar al Legislativo y cumplirle sus carísimos caprichos que, hoy por hoy, nos tienen al final de la tabla de los desheredados del mundo, a pocos años de haber sido renqueados dentro de las diez primeras economías del planeta.

Pero al ver el video no puede uno dejar de recordar al otro tabasqueño que ocupó un puesto de importancia como secretario de ‎Agricultura y Ganadería de Lázaro Cárdenas: Tomás Garrido Canabal, originalmente nacido en Chiapas.

Era público que cuando Garrido Canabal arribaba a su oficina, el patio estaba atestado de seguidores, los saludaba y preguntaba en voz alta: “¿Hay Dios?” La contestación de los presentes debía ser al unísono, y en coro marcial, como en la grabación del “caudillo”: ‎”¡No! ¡Nunca lo hubo!

Cualquiera que quería entrar a trabajar con él, sabía que iba a laborar con “el enemigo personal de Dios”, como solía definirse. Y que, además, tenía que firmar una carta compromiso donde manifestara ser de la misma bandera y enemigo de que alguien de su familia practicara o asistiera a algún culto religioso. Si no, ya sabía qué pasaría.

El “caudillo” ensaya el papel de Jesucristo

‎Lo curioso, lo preocupante patológicamente en el caso del empoderado es que éste ya no se molesta en preguntar por Dios a sus grabaciones magnetofónicas porque está fuera de duda en su cabeza que él es dios, porque es la señal, el camino, la verdad y la vida. En sus cultos internos, él está absolutamente convencido de este anatema, así como de su reelección por tiempos indefinidos.

El papelito de ido al que está jugando es absolutamente redondo. Si le falla, ahí está el de Jesucristo que ensaya y representa ante sus fanáticos como si fuera un cliente Frecuenta del guion de lo camp, del aparentemente serio pero, en el fondo, totalmente ridículo.

El problema es que avergüenza a México, nos lleva entre las patas. Somos ya el hazmerreír del mundo. Cualquier semejanza es sólo congruencia con el personaje y con el país. Así como suena.

Pimeño Ibarra nos llena de oprobio y vergüenza

‎Los apuntadores, felices, tanto como la familia feliz. Los cuatrocientos cuarenta millones a La Jornada, el diario oficial, sólo es comparable con los cientos de millones que recibe en paga Pimeño cada vez que nos llena la cara de oprobio y de vergüenza. El “caudillito”, perdido en su mundo de pompas de jabón. Ellos no tienen problema, es que a nosotros nos dejan la víbora chillando. Y es un masacuate marca llorarás.

Garrido Canabal y Los Camisas Rojas

Garrido Canabal también era adicto al poder. Gobernador de Tabasco y de Yucatán por varios períodos, formó en el Edén el grupo paramilitar de Los Camisas Rojas, de inspiración nazifascista. De sangre le viene al galgo. Los Camisas Rojas la emprendieron contra católicos, asesinaron sacerdotes, clausuraron las iglesias, obligaron a los curas a casarse…

… y prohibieron colocar cruces sobre las tumbas. Con severos castigos a quien se rehusara a obedecerlos‎. Usted sabe, habría que corregir a los intolerantes, con más intolerancia. Garrido llamó a sus hijos varones, Lucifer y Lenin. Su sobrina respondía al nombre de Luzbel.

Los toros y vacas de su rancho se llamaban dios, Papa, Jesús y María… hasta que Los Camisas Rojas dispararon en la iglesia de  Coyoacán sobre una multitud de católicos. ‎Fueron decenas de muertos, y eso que no había elecciones.

No es bueno jugar a que ahí viene el lobo

Y toda su carrera empezó también con las ocurrencias de enajenado, jugando el papel de badulaque… hasta que la realidad lo rebasó.

Por eso no es bueno jugar a que ahí viene el lobo

¿No cree usted?

Índice Flamígero: Puso el dedo en la llaga el director de Human Rights Watch (HRW) para las Américas, José Miguel Vivanco. “AMLO, quien tiene mayoría en el Senado, se asegura una mayoría de 4 de los 7 miembros del Consejo de la Judicatura”, dado que el presidente de la SCJ es integrante de la misma, mientras que de los otros seis: “uno es elegido por el presidente de la República; 2 son elegidos por el Senado (de mayoría oficialista) y tres son elegidos por la Corte Suprema”. Vivanco lanza la pregunta de por qué preocupa que el presidente mexicano tenga mayoría automática en el Consejo, y responde: “Porque con 4 votos puede tomar algunas decisiones trascendentales, tales como aprobar el retiro forzoso de jueces”. Y de conseguir un voto más, AMLO “tendría una mayoría calificada de 5 jueces que le permitirá nombrar, sancionar y remover jueces”. He ahí por qué quiere que el ministro Arturo Zaldívar esté dos años más en el cargo.

https://www.indicepolitico.comindicepolitico@gmail.com@IndicePolitico@pacorodriguez