Francisco Garfias

En el seno de la SCJN, una mayoría de ministros se agrupa para nombrar a Alberto Pérez Dayán como sucesor de Arturo Zaldívar en 2022.

Pero en un país que en su Constitución consagra la división de poderes, el mayor obstáculo para que los ministros ejerzan su facultad de nombrar al presidente de la Suprema Corte viene, paradójicamente, de los poderes Ejecutivo y Legislativo.

Saben que no lo podrían controlar y que no se prestaría a las maniobras de Palacio. Lo tenemos de fuente impecable.

El Presidente y los legisladores de la mayoría ven el cambio de Zaldívar como un peligro para la continuidad las reformas al Poder Judicial de la 4T.

El Senado ya aprobó que Arturo Zaldívar se quede hasta el 2024. La Cámara de Diputados se prepara para completar hoy mismo el ciclo legislativo de esta reforma violatoria del artículo 97 de la Carta Magna: el periodo es de cuatro años. No más. Las presiones de Palacio para concretar la ampliación del mandato son fuertes.

A la minuta que envió el Senado a San Lázaro se le dispensaron los trámites. Va a comisiones y al pleno el día de hoy. Traen prisa.

* La oposición le apuesta a la fractura del voto de Morena. Destacados legisladores de esa bancada han hecho público su desacuerdo con la permanencia de ZaldívarPorfirio Muñoz LedoPablo GómezLorena Villavicencio.

Muñoz Ledo, cabeza de la resistencia interna, advierte que la “patética minuta” del Senado es inconstitucional, anularía la división de poderes y podría conducir a la disolución del régimen republicano del gobierno.

También hubo senadores de Morena que prefirieron ir al baño antes que votar ese ultraje a la Constitución. Uno de ellos es el expanista Germán Martínez. Votó en contra del bonillazo; la ampliación de la presidencia de Muñoz Ledo en San Lázaro y ahora con Zaldívar. Fue coherente.

Al señalar que el Consejo de la Judicatura, que también preside Zaldívar, administra entre 50 y 60 mil millones de pesos, y la Corte otros 5 mil millones, Germán advirtió: “Esta reforma colapsa la República, promueve el presidencialismo judicial y favorece la corrupción”.

* En la SJCN ya esperan la acción de inconstitucionalidad a la ampliación del mandato anunciada por la oposición.

Las proyecciones son inciertas en caso de que el asunto llegue al pleno del máximo tribunal.

Nos dicen que hay tres votos a favor de la reforma aprobada por el Senado: el propio ZaldívarGonzález Alcántara y Yasmín Esquivel. Se requiere uno más para bloquear la acción de inconstitucionalidad.

El voto de la ministra Margarita Ríos Farjat, quien llegó al cargo en tiempos de la 4T, podría hacer la diferencia a favor de Zaldívar. Nos aseguran, sin embargo, que ella forma parte del grupo que defiende la Constitución.

Va un dato adicional de la fuente que habló —a condición de no ser citada—: todos los coordinadores parlamentarios en el Senado, a excepción del emecista Dante Delgado, fueron notificados de la ampliación antes de la votación.

No son pocos los que sospechan que la controvertida reforma es un globo de ensayo para después proponer la ampliación del mandato de AMLO.

“Están preparando el camino para prolongar el mandato del Presidente de la República. Es un ensayo”, dijo el senador del PAN, Damián Zepeda.

* El Presidente quiere meter mano en las elecciones de Jalisco y de Nuevo León. Lo dijo la morenista María Merced González, sin darse cuenta de que estaba en la sesión virtual del Senado y no con su bancada.

Dijo, textual: “El senador Monreal nos dijo a la senadora Antonia Cárdenas y a una servidora que les hiciéramos este comunicado: que al presidente le interesan mucho los estados de Jalisco y Nuevo León…”.

Su correligionaria Mónica Fernández la paró en seco: “María Merced, creo que estás en el chat de todo el Senado. Están senadores de todos los grupos parlamentarios, y tu mensaje está dirigido solamente al grupo de Morena. Este mensaje podrías transmitirlo en otro espacio”.

Buscamos a Ricardo Monreal para preguntarle del tema. Visiblemente incómodo, nos dijo:

“Es una volada. Ella se refiere al presidente del partido, no al Presidente de la República”. Dijo que le llamó Mario Delgado para decirle que en Jalisco usan recursos públicos y ya eliminaron 25 plantillas para presidentes municipales.

María Merced se ajustó a esta última versión y escribió en Twitter idéntica versión: se refería a Mario Delgado, presidente de Morena.

¿Usted le cree? Yo no.

Publicado en excelsior