El secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval González, reveló que algunos cárteles están utilizando drones con explosivos para sus acciones delictivas en los estados de Guanajuato, Jalisco y Michoacán; pero aclaró que los ataques no han tenido efectividad pues no pueden cargar cantidades grandes.

“En cuanto a la utilización de drones, hemos ubicado que hay unos cárteles que están usando esto, el Cártel Jalisco Nueva Generación, en Guanajuato, en Jalisco y ahora en Michoacán. No han tenido efectividad, porque no pueden cargar cantidades que sean de tal manera dañinas para el personal o para una instalación”, señaló el secretario de la Defensa.

De acuerdo con los informes, la madrugada de este lunes, elementos de la SSP estatal fueron agredidos por supuestos miembros del CJNG, como una afrenta a las autoridades, que este fin de semana liberaron las carreteras en la comunidad del Aguaje, en Aguililla, Michoacán.

Sandoval González, en la conferencia de prensa del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó que hay un detenido utilizar drones con explosivos contra la Policía de Michoacán durante un operativo en el municipio de Aguililla.

El secretario de la Defensa destacó que en Aguililla hay 200 elementos establecidos de manera permanente en la zona militar 43, para responder a cualquier emergencia, pero también para acompañar al gobierno en la entrega de programas sociales.

Aseguró que a petición de la población, el ejército se retiró de este municipio, pero regresó a su base. A partir de ese momento se estableció comunicación con los habitantes de la zona para atender los problemas de inseguridad.

La población se volvió a juntar ahí en la base y pidió algunas situaciones: que pudiéramos apoyarlos, entre ellos poner servicios en determinadas áreas que a la población le interesa, que haya gente que les garantice la seguridad por los accesos, principalmente en Jalisco.

Vamos a analizar para hacer una fuerza que cubra esas áreas con Ejército, Guardia Nacional y el gobierno del estado”, señaló.

La secretaria de Seguridad Pública, Rosa Icela Rodríguez, afirmó que la inseguridad en el municipio de Aguililla, Michoacán, se está combatiendo con un enfoque social, porque el gobierno no quiere enfrentamientos con la población.

“El gabinete de seguridad está trabajando en la zona, también el gobierno del estado está haciendo diferentes acciones sobre el bloqueo… El enfoque nosotros tenemos actualmente tiene que ver con la labor social”, afirmó.

Sin embargo, aseguró que habrá castigos en los casos donde haya personas que están cometiendo ilícitos, además de que hay operativos con la presencia del Ejército.

“Nosotros como gobierno de México no queremos enfrentamiento con la población y, en aquellos casos donde haya personas que están cometiendo ilícitos, van a ser castigados, ya hay una investigación y hay, digamos, un operativo de presencia por parte de la Secretaría de la Defensa”, expresó.

Durante los últimos meses, Aguililla se ha convertido en un campo de batalla en donde integrantes de Cárteles Unidos y el Cártel Jalisco Nueva Generación mantienen una cruenta lucha por el control del territorio.

Esto ha generado un ambiente de inseguridad en la zona, donde fuerzas tanto federales como estatales no habían intervenido de manera determinante. No fue sino hasta el lunes 19 de abril que el gobierno de Michoacán, a través de la SSP, incursión en el municipio de Aguililla para recuperarlo

En noviembre del año pasado, el grupo criminal Cárteles Unidos (CU) —una amalgama violenta de lo que queda de grupos criminales como los Viagras, la Familia Michoacana y los Caballeros Templarios— tocó la puerta de decenas de habitantes de Tierra Caliente, los más pobres de Apatzingán, Buena Tepalcatepec y Aquil, y les informó que el CJNG se preparaba para una incursión armada, y que arrasarían con todo a su paso.

La advertencia llevaba una amenaza: todos los pobladores debía unirse a CU, no hacerlo sería considerado un acto de traición. A los reclutados a la fuerza se les obligó a romper con maquinaria pesada, picos y palas, las carreteras que llevaban a sus poblados, para que los pistoleros del Mencho no pudieran llegar. Además, se les presionó a cuidar barricadas entre granadas de fragmentación.

Fuente: Infobae