El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la empresa paraestatal Birmex firmaron un convenio de colaboración, de duración indefinida, para fortalecer las capacidades del sector público mexicano en la producción de vacunas, antivenenos, sueros y otros biofármacos para atención a la salud.

El encuentro fue encabezado por el secretario de Salud, Víctor Alcocer, y el subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, Hugo López- Gatell. 

Elena Ávarez-Buylla, directora de Conacyt, dijo que se busca recuperar la autosuficiencia en producción de vacunas que se tenía antes de 1999 y revertir la vulnerabilidad de la población ante emergencias sanitarias.

“La pandemia de COVID19 hizo más visible el grado de abandono en que se encontraban los sistemas públicos de salud. Duele saber que México era autosuficiente en vacunas en vacunas hasta 1999 y que dejó de serlo. Todo esto como consecuencia de políticas públicas irresponsables que pretendieron pulverizar las capacidades del Estado por un afán de lucro privatizador que lamentablemente recrudecieron la exclusión social y dejaron al pueblo en posición de vulnerabilidad ante una emergencia sanitaria”, dijo la directora del Consejo. 

Álvarez-Buylla interpretó el convenio con Birmex como un giro transformador que contribuye con la recuperación del Estado y de sus instituciones de salud pública para lograr la autosuficiencia del país en biofármacos, como son las vacunas.

A su vez, Pedro Zenteno, director de BIRMEX, explicó que el convenio permitirá a la empresa tener mayor actualización en uso de conocimiento en campos como virología, biotecnología molecular, desarrollo de fármacos, bioquímica, genómica y proteómica. 

“La Secretaría de Salud, Conacyt y Birmex, a través del citado convenio, con vigencia indefinida, tienen como objetivo fundamental consolidar la estructura local y nacional de esta entidad paraestatal”, describió Zenteno Santalla. “Las áreas a las que se enfocará este esfuerzo serán: virología, biotecnología, inmunología, desarrollo de fármacos y reactivos, bioquímica, genómica, proteómica, vacunología ingeniería biomédica y logística”, agregó. 

El subsecretario López-Gatell hizo una recapitulación y recordó que Birmex, a lo largo de su historia ha tenido momentos muy productivos y capacidades muy sobresalientes no sólo para abastecer al mercado nacional, mayormente público, de vacunas, biológicos y reactivos, sino al mercado regional “pero en otras épocas”. 

“Algunos de los intentos que se habían hecho en administraciones pasadas estaban orientados, desde un punto de vista técnico seguramente en condiciones sólidas, pero su enfoque era, en cierta manera, antagónico con la aspiración de tener una empresa pública que sea competente, autosuficiente, robusta, productiva”, reflexionó.

“Como Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud aspiro a  que, tener una empresa pública productora de biológicos y reactivos nos permita también, en secuencia, robustecer la orientación de varios de los programas en salud pública que dependen de insumos estratégicos como las vacunas, como los antivenenos y otros productos”, indicó López-Gatell. 

También estuvieron presentes en la ceremonia de firma del convenio Conacyt y Birmex el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, Zoe Robledo Aburto; el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue; el director general del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Arturo Reyes Sandoval; el rector general de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Eduardo Peñaloza Castro y el director del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav), José Mustre.

Fuente: Crónica