En el país, entre 2016 y 2021, el porcentaje de población lectora de libros en formato digital pasó de 6.8 a 21.5 por ciento; mientras que los lectores de revistas virtuales aumentaron de 2.6 a 21.6 por ciento y los de periódicos digitales, de 5.6 a 21.3 por ciento.

Así lo dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en su Módulo sobre Lectura (Molec) 2021.

Los resultados del Inegi parecen positivos, pues el promedio de libros que leyó la población adulta en los últimos 12 meses fue de 3.7 ejemplares, cifra que no se alcanzaba desde 2017. Las mujeres declararon haber leído más ejemplares que los hombres (3.9 y 3.5 respectivamente).

Añadió que la mayor parte de la población adulta lectora de libros (42.6 por ciento) declaró que el motivo principal para leer libros es por entretenimiento, seguido de razones de trabajo o estudio y por cultura general. Los lectores de libros prefirieron los de literatura con 36.1 por ciento, seguidos de aquellos de alguna materia o profesión, de texto o uso universitario, con 30.8 por ciento.

El análisis indicó que la población adulta con un grado de educación superior realizó 50 minutos continuos de lectura mientras que quienes no cuentan con educación básica terminada registraron 35 minutos por sesión.

Asimismo, mientras se lee, solo 17.4 por ciento realiza alguna otra actividad de manera simultánea, la actividad más señalada fue la de escuchar música.

De acuerdo con este estudio, 8 de cada 10 adultos que asistieron a la escuela primaria durante la infancia declararon que después de realizar alguna lectura les pedían comentar o exponer lo leído y a 59.2 por ciento le animaban para visitar bibliotecas.