El Banco de México (Banxico) informó que “no fue posible asignar recursos a la reserva de revaluación de activos ni resultó un remanente de operación”, en el ejercicio fiscal 2020.

Esto significa que no se registró una utilidad suficiente para transferir un remanente de operación a la Tesorería de la Federación.

En un comunicado, que acompañó de los estados financieros 2020 dictaminados por un auditor externo, el banco central mexicano precisó que “las importantes fluctuaciones del tipo de cambio en 2020 ocasionaron variaciones relevantes en los resultados y en las reservas de capital que se reportaron mensualmente a lo largo del año”.

Explicó que “las reservas de capital alcanzaron su máximo nivel del año en los estados financieros al 30 de abril cuando el tipo de cambio FIX de la moneda nacional frente al dólar se subió en 23.9283 pesos y dichas reservas de capital ascendieron a 918,279 millones de pesos”.

“No obstante, hacia el cierre del año, el tipo de cambio FIX registró una apreciación significativa en relación con los niveles máximos alcanzando un valor de 19.9087 al 31 de diciembre. Esto redujo el valor en moneda nacional de los activos internacionales incluidos en el balance del Banxico así como de una amplia gama de pasivos denominados en moneda extranjera tanto del sector público como privado”.

Los números

Los estados financieros dictaminados para el año 2020 presentaron un resultado del ejercicio de 165,017 millones de pesos.

Conforme lo marcan los artículos 54 de la Ley de Banco de México, una proporción de estos recursos se asignaron a la amortización de pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores.

Las pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores sumaban 121,775 millones de pesos.

Asimismo, en cumplimiento con lo dispuesto por el artículo 53 de la misma Ley, la Junta de Gobierno destinó los 43,242 millones de pesos restantes a incrementar las reservas de capital con lo que al 31 de diciembre de 2020, dichas reservas ascendieron a 43,750 millones de pesos.

Mientras el capital contable, que incluye al capital contribuido y las reservas de capital, fue de 53,361 millones de pesos, que según lo descrito en el comunicado, representa únicamente el 0.23% del PIB de 2020.

“Dicha cifra (los 53,361 millones de pesos) es inferior al 0.58% del PIB al que equivalía el capital contable al cierre de 1994, que fue el primer ejercicio sujeto a la Ley del Banco de México y utilizando como referencia para el citado artículo 53 de dicha Ley.

Fuente: El Economista