Dirigir una de las universidades públicas más importantes de México requiere una gran capacidad de gestión, misma que se adquiere solamente con la experiencia que da el trabajo arduo, expresó Yolanda Ballesteros Sentíes, aspirante a Rectora de la Universidad Autónoma del Estado de México, quien explicó que, sus 26 años de trabajo en diferentes áreas de la institución, avalan su capacidad para obtener resultados que permitan un crecimiento dentro de la máxima Casa de Estudios de la entidad mexiquense.

Así, por ejemplo, mencionó algunos de sus logros como primera directora de la Facultad de Lenguas, entre los que mencionó haber encabezado la reestructuración de la licenciatura en Lengua Inglesa y haber gestionado con la embajada de Francia en México e Instituto Francés de América Latina para lograr la apertura de la licenciatura en Lengua y Cultura francesas.

Recordó que, además, para profesionalizar a los docentes de inglés del Estado de México, durante su gestión se creó la licenciatura en Enseñanza del Inglés para profesores en activo, entonces como programa semiflexible, y que hoy en día es uno de los programas más sólidos de la educación a distancia de la Universidad estatal.

Asimismo, agregó, en su trabajo como secretaria de Extensión y Vinculación encabezó una reestructuración del Reglamento de Becas, lo que permitió equilibrar la distribución equitativa del apoyo a los alumnos En este sentido, logró posicionar en el país a la institución, al obtener el mayor número de becas del programa “Adopta un amigo”, acción que le valió a la Uaemex un reconocimiento a nivel nacional.

Otro de los logros de esa etapa de su trayectoria en la Universidad, fue la creación de las Brigadas Universitarias Multidisciplinarias (BUM) que hoy por hoy siguen reflejando el espíritu de servicio a la sociedad de la institución mexiquense. Además, durante su periodo al frente de dicha Secretaría, se creó el Sistema Universitario de Empleo, que a la fecha permite la vinculación de las y los egresados con el sector empleador.

Recapitulando algunos de los logros de su trayectoria, Ballesteros Sentíes habló del orgullo que para ella representa haber sido la primera secretaria de Cooperación Internacional, labor que le permitió lograr para la Uaemex un posicionamiento a nivel global sin precedentes.

También representó a la universidad estatal mexiquense en 2015 y firmó la Carta Magna Universitaria en la Universidad de Bolonia, misma que tiene como uno de sus principios fundamentales que la Universidad alcance el saber universal, ignorando toda frontera geográfica o política para llevar a cabo su misión, y justamente ese, apuntó, es uno de los principios que se comprometió a seguir durante su gestión.

Ballesteros Sentíes habló de su trabajo de gestión en la Secretaría de Cooperación Internacional, que le permitió consolidar la internacionalización de la Uaemex, e involucró a 187 instituciones educativas de más de 34 países. Asíen los cuatro años que estuvo al frente de tan importante área de la institución, 725 alumnos llevaron a cabo experiencias académicas internacionales, además de que hubo una proyección sin precedentes de las colaboraciones entre investigadores y docentes con pares internacionales.

Al frente de las relaciones internacionales de la UAEMéx, dijo, recibió colegas internacionalistas también, procedentes de EEUU, España, Francia, Alemania, Irán, Argentina, Brasil, entre otros países y se llevó a cabo el Foro internacional de la Educación Internacional, que fue un acontecimiento sin precedente en la Uaemex.

Finalmente, Ballesteros Sentíes aseveró que su paso por la Secretaría de Cooperación Internacional permitió consolidar las relaciones de la Universidad con más de 30 países a través de sus embajadas en México, lo que sin duda marcó una nueva etapa para la institución.

Estas, entre muchas acciones más, desarrolladas en las diversas encomiendas institucionales, reflejan su capacidad de tratar temas de todo tipo, siempre con miras a establecer las relaciones necesarias y las gestiones correspondientes para resolver o conseguir lo que diferentes momentos han requerido, para el bien de la comunidad UAEMex, concluyó.