Tatiana Clouthier, secretaria de Economía, llamó este miércoles a inversionistas y empresarios a pensar en el sur en sus próximos planes para invertir en México.

“La mejor manera de invertir en México es ver hacia el sur porque el presidente Andrés López Obrador tiene dos grandes proyectos: El Tren Maya y el Corredor Transpacífico (Transístmico)”, aseguró la secretaria en un foro organizado por la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap).

La actual administración federal tiene como una de sus metas reducir la brecha económica y social que tiene la región sur con el resto del país.

Además del Tren Maya, que busca aprovechar las vías tendidas en la Península de Yucatán, el presidente López Obrador tiene la idea de desarrollar un corredor industrial entre los Océanos Pacífico y Atlántico.

“El proyecto Transpacífico se terminará a finales de este año”, adelantó Clouthier.

Destacó que en el estado de Oaxaca ya se han puesto en marcha 11 proyectos de infraestructura.

“Nosotros, como Secretaría de Economía, hemos trabajado con instituciones académicas y también con asociaciones de fondos internacionales para ubicar más de 200 proyectos en los que se puede invertir. No se van a arrepentir por invertir en nuestro gran país”, concluyó Tatiana Clouthier.

Para que las inversiones lleguen al sur sureste del país es necesario contar con que se cumplan las leyes y se respete el Estado de derecho, así como contar con la infraestructura necesaria para que lleguen nuevas empresas.

“Los que hemos ido a invertir en el sur nos topamos con una serie de problemas de respeto a la legalidad, desde las comunidades, desde los derechos de los indígenas; desde la estructura de bloqueos nos limita en la capacidad de inversión”, advirtió Carlos Salazar Lomelín, director general del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

“La otra es la infraestructura. No podemos invitar a una planta manufacturera si no tiene acceso a una infraestructura básica: a gas a precios competitivos, a luz en cantidad, calidad y precios competitivos, sin la carretera para mover sus productos”, complementó Antonio del Valle, presidente del Consejo Mexicano de Negocios.

Desde 2018, cuando se canceló la construcción del aeropuerto en Texcoco, ha caído la inversión extranjera directa (IED) del 22% hasta niveles del 18% respecto al PIB, recordó del Valle, , así como la reciente discusión que se dio en torno a la política energética nacional, agregó Salazar.

Sin embargo México ofrece muchas oportunidades de inversión, sin embargo, el dinamismo de inversión y desarrollo será “irregular, pues mientras habrá regiones con mucho dinamismo, mientras las regiones del país que no cuentan con una infraestructura desarrollada, no correrán con la misma fortuna.

Fortalecer cadenas de valor

Si bien es cierto que México tiene un sinfín de oportunidades para invertir, uno de los grandes retos para el país tiene que ver con fortalecer las cadenas de valor locales para que los productos terminados tengan un mayor contenido doméstico.

“Buscamos la oportunidad en la inteligencia artificial cuando la oportunidad la tenemos en frente al tener solamente 20% de integración en las exportaciones mexicanas. Somos el principal exportador de pantallas planas del mundo, pero la integración de la pantalla es de solo el 8%”, lamentó Salazar Lomelín.

Además, en el mercado de muebles China tiene una participación del 66% en el mercado de EU y México del 7%. Lo mismo ocurre con las prendas de vestir, donde el gigante asiático tiene casi el 40% de participación frente al casi 3% mexicano.

Asimismo, la falta de financiamiento y el bajo nivel de bancarización en México son problemas que tiene que resolver el país para un mayor crecimiento de sus empresas, coincidieron Carlos Salazar Lomelín y Antonio del Valle.

También hace falta, complementó del Valle, es necesario cambiar la regulación fiscal, disminuir la “alta carga fiscal” que tiene las micro, pequeñas y medianas empresas, para que se atrevan a dar el siguiente paso.

“Tenemos que hacerle la vida fácil a las micro y pequeñas empresas para que se adhieran al mercado formal y, así contribuyan al desarrollo del país con el pago de impuestos, prestaciones a los empleados y mejorar los ingresos de los colaboradores”, puntualizó Antonio del Valle.

Fuente: expansión