El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, afirmó, en un tono burlesco, que el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Tribunal Electoral también se mostrarán inconformes cuando Movimiento Regeneración Nacional (Morena) presente sus nuevas candidaturas para Guerrero y Michoacán.

“Tú me preguntas: ¿Y quiénes van a ser los candidatos sustitutos en Guerrero y Michoacán? Pues no les van a gustar tampoco porque el propósito es que no haya democracia. Hay fobia. Estos organismos están al servicio del partido conservador.”, sentenció.

En ese sentido, el mandatario reiteró su postura de que ambos órganos “no tienen como misión garantizar la democracia, sino impedir que haya democracia” y los señaló de actuar en favor de grupos de intereses políticos y económicos creados.

Además, volvió a señalar dichas resoluciones como procesos en donde se cometieron “evidentes violaciones” y con presencia de influyentismo.

“El INE decide sancionar quitándoles el registro a estos dos candidatos. El partido se inconforma y va al tribunal. En el Tribunal resuelven que es un exceso quitarles el registro y que debe haber cualquier sanción, pero no quitarles su derecho a participar. (…) Se va de nuevo al INE y dicen: ‘No es excesivo, al contrario, le falta más.’ Y le agregan que solo no comprobaron los 12 y 19 mil pesos, le agregan dolo.

Osea que la acusasión la hacen más grande todavía contradiciendo la resolución inicial del Tribunal que se supone está por encima del consejo. Regresa al Tribunal el expediente y el Tribunal lo que hace es ratificar lo que resolvió el INE. Renuncia a su sentencia original. (…) Suena a influyentismo.”, relató.

Por ello, López Obrador remarcó que todo forma parte de un acto de provocación. Sin embargo, al igual que en su conferencia de ayer miércoles, exhortó a no caer en la provocación, evadir el acoso, “seguir luchando y no rendirse”.

Finalmente, se mostró confiado respecto al papel que la ciudadanía tomará para los próximos comicios del 6 de junio: “A la gente no le gustan estas cosas (…) que se descalifique a quien va a participar”.

Tras la revocación de la candidatura de Félix Salgado Macedonio por la gubernatura de Guerrero y de Raúl Morón por Michoacán, López Obrador reprobó la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) calificándola como un exceso y un golpe a la democracia durante la conferencia matutina de ayer.

“Considero un exceso lo que aprobaron el día de ayer los magistrados. Es un golpe a la democracia, a la incipiente democracia mexicana. No es posible, no tiene justificación alguna el que por no comprobar, supuestamente, un gasto de precampaña, en un caso de 14 mil pesos para Michoacán y de 19 mil pesos para Guerrero, se les cancele su registro para participar. Eso no tiene ninguna justificación. Se me hace excesivo y antidemocrático.”, mencionó.

Asimismo, condenó que los magistrados no hayan tomado en cuenta la opinión del pueblo para la resolución final: “se descalificó y se le afectó a los ciudadanos. Se les quitó un derecho a elegir.”, aseguró.

Sin embargo, afirmó que se respetará el veredicto final y exhortó a la ciudadanía, especialmente de Guerrero y Michoacán, a “no caer en la provocación de la confrontación y la violencia”.

La tarde del pasado martes 27 de abril, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó que Félix Salgado Macedonio, aspirante de Morena a la gubernatura de Guerrero, no será reintegrado al listado oficial de candidatos.

De igual modo, Raúl Morón, aspirante de Morena a la gubernatura de Michoacán, quedó fuera de la competencia electoral próxima a celebrarse el domingo 6 de junio.

Es así que el Consejo General del INE ordenó al partido la sustitución de sus candidatos. En el caso de Raúl Morón, en Michoacán, tendrán un plazo de cinco días, mientras que en Guerrero, Félix Salgado Macedonio debería ser sustituido en un plazo máximo de 48 horas.