Por unanimidad, el Pleno de la Cámara de Senadores ratificó el Segundo y Tercer protocolos modificatorios al Tratado de Libre Comercio entre México y la República Oriental del Uruguay, con el objetivo de mejorar el funcionamiento de este acuerdo internacional.

De acuerdo con los dictámenes, el Segundo Protocolo busca diversificar los mercados, al establecer un cupo recíproco de 250 toneladas libres de arancel para el comercio de carne de bovino; además modifica las reglas de origen relativas a los equivalentes de mantequilla de cacao, alfajores y hojas de aluminio.

En tanto, el Tercer Protocolo incluye principios generales que regulan el comercio de servicios, así como las reglas para la inversión en áreas como las comunicaciones, transporte y energía. Adicionalmente, da certidumbre a la inversión y facilita el comercio entre ambos países.

Con estos instrumentos, ambos países podrán desarrollar un mejor y mayor comercio, mantener un alto grado de certidumbre y transparencia en las condiciones de acceso a los mercados.

El Senado subrayó la importancia de reafirmar los lazos especiales de amistad y cooperación entre México y Uruguay, así como fortalecer la integración económica regional, pues constituye uno de los instrumentos esenciales para que los países de América Latina avancen en su desarrollo económico y social, para mejorar la calidad de vida de sus pueblos.

Al respecto, la senadora Beatriz Paredes Rangel, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América Latina y el Caribe, expuso que los protocolos fortalecen los intereses de México al mejorar las condiciones de operación de libre comercio con ese país.

Señaló la importancia estratégica que Uruguay tiene para México, por lo que dijo que es fundamental robustecer la relación entre ambas naciones para hacer más dinámica y productiva.

Además, con el objetivo de fortalecer los tratados comerciales internacionales, el Pleno del Senado aprobó por unanimidad, con 117 votos, el Acuerdo sobre el Reconocimiento Mutuo y la Protección de las Denominaciones de las Bebidas Espirituosas entre México y el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

Se trata de proteger las denominaciones de bebidas mexicanas como: tequila, mezcal, bacanora, raicilla, charanda y sotol; y las de origen británico: Scotch Whisky, Irish Whiskey, Irish Cream y Irish Poteen/Irish Poitín.

Esta herramienta internacional, que fue remitida al Ejecutivo Federal, será aplicable a los productos de la partida 2208 del Convenio Internacional del Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías.

De acuerdo con el dictamen, el Acuerdo apoya la generación de empleos en la industria y coadyuva en el crecimiento de los servicios turísticos en las regiones productoras de dichas bebidas.

Los tres instrumentos internacionales fueron remitidos al Ejecutivo Federal para sus efectos constitucionales.