La economía mexicana registró un avance de 0.4% real entre enero y marzo de este año respecto del último trimestre del año anterior con cifras ajustadas por estacionalidad según la estimación oportuna del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De confirmarse esta proyección en el dato final del Producto Interno Bruto (PIB), programado para divulgarse el 26 de mayo próximo, se completará una contracción de 2.9% en el comparativo anual con lo que liga seis trimestres consecutivos de contracción.

Las estimaciones preliminares del Inegi contrastan con las previsiones recabadas por Reuters, que estimaron un retroceso de 3.5% anual para el PIB, resultado de un nulo crecimiento previsto para el desempeño económico trimestral. 

De acuerdo con la directora de análisis económico y financiero de Banco Base, Gabriela Siller el avance de 0.44% respecto del último cuarto de 2020, es la tasa trimestral más baja desde el segundo cuarto de 2020. 

Y resaltó desde su cuenta oficial de Twitter @GabySillerP que la acumulación de seis trimestres consecutivos de caídas anuales, es algo no visto desde el tercer trimestre de 1982.

La información detallada del Inegi muestra que el desempeño del PIB estuvo apoyado en el primer trimestre por las actividades terciarias, correspondientes al sector servicios, para las que el Instituto anticipa un avance de 0.7% y una contracción anual de 2.9 por ciento.

Mientras las actividades secundarias, de la industria, permanecieron sin cambio respecto al trimestre anterior, con nulo crecimiento precipitando una nueva contracción de 3.6% en su registro anual.

Al respecto, el economista en jefe para América Latina en Credit Suisse, Alonso Cervera expresó en su cuenta oficial de Twitter @A_Cervera  “preocupa que el PIB industrial en México no haya crecido cuando el consumo de Estados Unidos creció más de 10 por ciento”.

El crecimiento trimestral de Estados Unidos fue de 1.6% en el mismo periodo, contra el 0.4% de México.

Fuente: El economista