El gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, exhibió documentación fiscal de la compra-venta de un departamento en la Ciudad de México, transacción por la que se le acusa de evadir impuestos. Mediante redes sociales presentó imágenes del certificado fiscal notariado, su declaración patrimonial y las declaraciones del pago de impuestos del mandatario y su esposa.

Calificó como “falsas acusaciones” los señalamientos de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda en relación a la operación de financiamiento del departamento, que forma parte del expediente acusatorio por el que fue desaforado el pasado 30 de abril por la Cámara de Diputados.

En su cuenta de Twitter, difundió un video en el que se escucha a un locutor: “Aquí se muestra el certificado fiscal emitido por el notario público de la compra-venta del departamento, donde se reporta el pago de los impuestos correspondientes, así como la declaración patrimonial donde el gobernador reportó el monto de la compra-venta del departamento. Finalmente, estas son las declaraciones del pago de impuestos reportados ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) del gobernador y su esposa en tiempo y forma, cumpliendo con sus obligaciones fiscales”.

El viernes de la semana pasada, el Pleno de la Cámara determinó -con 302 votos a favor, 134 en contra y 14 abstenciones- la existencia de elementos de prueba suficientes para retirarle el fuero constitucional al gobernador de Tamaulipas, con lo que quedaría a la disposición de las autoridades judiciales.

Aunque la Fiscalía General de la República le acusa de los delitos de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal equiparada, los diputados sólo concluyeron que existió una diferencia entre sus ingresos declarados durante 2019 ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y los que realmente obtuvo.

“Por ese motivo, el contribuyente emitió parcialmente el pago de impuestos federales, obteniendo con dicho accionar un beneficio indebido para sí y en perjuicio del fisco por la cantidad de 6 millones 511 mil 777.57 pesos”, enuncia el dictamen avalado por los legisladores.

A través de un video publicado en redes sociales el gobernador de Tamaulipas calificó su desafuero como un “golpe a la Constitución y a la democracia, pero, sobre todo, al federalismo”.

Aseguró que la transacción de compra-venta de un departamento fue lícita, y que los impuestos fueron debidamente declarados y pagados. Agregó que su patrimonio “es el resultado del esfuerzo personal y familiar de toda una vida”.

“Mis denunciantes han llegado al extremo de falsificar y manipular pruebas con el propósito de revertir la decisión democrática del pueblo de Tamaulipas”, sostuvo.

Por su parte, el coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, señaló que tras el desafuero aprobado el viernes 30 de abril por la Cámara de Diputados, el siguiente paso sería que la Fiscalía General de la República gire una orden de aprehensión y notificación roja para localizarlo y detenerlo a la persona. Asimismo, indicó que el Congreso Estatal debe nombrar a un mandatario sustituto.

El pasado viernes, el presidente de la Sección Instructora de la Cámara de Diputados, Pablo Gómez, comentó en Aristegui en Vivo que a pesar de lo dicho por la defensa del gobernador, la acusación en su contra no está centrada únicamente en la compra de un departamento en Santa Fe, en la Ciudad de México, sino en todos sus ingresos y operaciones sospechosas.

Fuente: AN