Los familiares de uno de los menores presuntamente abusados sexualmente por el diputado federal, Benjamín Saúl Huerta, informaron que la próxima semana acudirán a ratificar la denunciar interpuesta en la Fiscalía de Servidores Públicos por las irregularidades en la integración de la carpeta de investigación.

Señalaron que, una semana después de ser ingresado al Hospital Psiquiátrico Juan N. Navarro, el miércoles fue dado de alta el menor de 15 años.

Reiteraron su desconfianza en la Fiscalía y su temor de ser víctimas de alguna agresión ante las amenazas recibidas, sin haber recibido ninguna protección de la autoridad.

Fuente: La Jornada