Marisol Tapia, mamá de Brandon Giovanni, presentó una denuncia civil en la Secretaría de la Contraloría General contra 22 funcionarios y ex funcionarios de la administración capitalina a los que consideró involucrados presuntamente en la muerte de su hijo y otras 25 personas en el colapso en la Línea 12 del Metro.

Su abogado Teófilo Benítez, señaló que quienes deberán comparecer y ser investigados son la actual jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum; y sus antecesores Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera.

Por el desplome en la interestación Tezonco-Olivos de la Línea 12, el pasado 3 de mayo, y que causó también más de 90 lesionados, la quejosa solicitó la separación inmediata de la directora del Metro, Florencia Serranía, y “evitar la manipulación o desaparición de evidencias”.

En la denuncia también se señaló a los ex funcionarios de la Secretaría de Finanzas Mario Delgado, Jesús Orta Martínez, Juan Carlos Mercado y los contralores y ex contralores Hiram Almeida, Eduardo Róbelo y Juan José Serrano.

Otros servidores públicos mencionados en la denuncia son Enrique Horcasitas, Joel Ortega, Jorge Gaviño, Florencia Serranía y Edgar Tungüí, así como las empresas ICA, Carso, Alstom, Grupo Colinas de Buen, Sycsa y TSO.

“No buscamos un beneficio económico con esta denuncia, sino que se haga justicia”, aclaró la señora Marisol, quien puso a disposición de las autoridades capitalinas los 50 mil pesos recibidos, que “están íntegros, a cambio de que me regresen a mi hijo”.

Dijo que hasta el momento no ha recibido ninguna atención sicológica o acompañamiento del gobierno. Advirtió que, “si algo me sucede por alzar la voz y exigir justicia, hago responsable a las autoridades capitalinas”.

La denuncia penal por homicidio doloso será presentada entre miércoles y jueves, se informó.

Fuente: La Jornada