Un juez de Tamaulipas otorgó una suspensión provisional al gobernador de la entidad, Francisco Javier García Cabeza de Vaca. Este amparo es contra delitos que no ameritan prisión preventiva, es decir, que no son considerados graves.

“Se decreta la interrupción de la ejecución de cualquier mandato de captura girado en su contra, por lo que el citado agraviado no deberá ser privado de su libertad personal, hasta en tanto se resuelva lo que proceda en la suspensión definitiva”, indicó el juez. Para que esta medida cautelar se mantenga, el gobernador deberá pagar 100 mil pesos como garantía.

El miércoles 19 de mayo, fuentes de la Fiscalía General de la República (FGR) afirmaron que se emitió una orden de aprehensión contra García Cabeza de Vaca por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. 

Sin embargo, dos días después el presidente del Senado de la República, Eduardo Ramírez, aseguró que no existe orden de aprehensión alguna en contra del gobernador de Tamaulipas.

Sólo el primero de los delitos por los que se acusa a García Cabeza de Vaca es considerado grave, por lo que sí amerita prisión preventiva oficiosa. Esto significa que la suspensión provisional otorgada aplicaría únicamente para el segundo.

En la resolución de hoy, el juez indicó que García Cabeza de Vaca todavía tiene fuero, ya que el motivo del amparo que promovió es determinar “si se cumplió o no el procedimiento” para el desafuero del gobernador.

Recalcó que se debe considerar que el Congreso de Tamaulipas determinó no homologar la declaración de procedencia votada en la Cámara de Diputados.

“El éxito del proceso penal en su contra dependerá, en principio, del previo retiro legal de la inmunidad procesal inherente a dicho cargo público. Cuestión que implica la suma de dos decisiones coincidentes, esto es, la declaratoria de la Cámara de Diputados por un lado y por el otro, la decisión de la Legislatura local, al así desprenderse del mencionado artículo 111, párrafo quinto, de la Constitución”, señaló el juez en la resolución.

El juez otorgó un plazo de 48 horas a la Fiscalía General de la República (FGR) para dar el informe en el que se especifique si son verdaderos los actos reclamados por Cabeza de Vaca y, en su caso, su postura sobre la procedencia o improcedencia de esta suspensión provisional recién otorgada.

“(La fiscalía) deberá señalar con precisión en el informe previo, el delito por el cual se libró la orden de aprehensión, si está considerado como grave y/o si amerita prisión preventiva oficiosa”, señaló el juez.

El próximo 7 de junio se realizará la audiencia incidental, en la cual se decidirá si se otorga la suspensión definitiva en favor del gobernador.

Fuente: latinus