El presidente Andrés Manuel López Obrador reprobó que el gobierno de Estados Unidos de América “no haya tomado en serio” el reclamo diplomático del gobierno de la república en el que se demandó retirar el financiamiento a la asociación civil Mexicanos contra la Corrupción, la cual a juicio del jefe del Ejecutivo federal, se dedica a atacar a su administración y por lo tanto se convierte en un grupo de presión y activismo político.

“No, no ha habido ninguna respuesta, la estamos esperando (…) Es muy lamentable que el gobierno de los Estados Unidos no haya tomado en serio nuestra petición, por eso vamos a seguir insistiendo de manera respetuosa, de que ya no estén financiando a grupos políticos de México y los mejor sería que no intervinieran para financiar a ningún grupo político en ningún país del mundo porque se tiene que ser respetuoso de la independencia de los países, de la no intervención”, declaró la mañana de este lunes al asegurar que el finamiento existe en tiempos electorales.

López Obrador también recriminó que la asociación civil Mexicanos contra la Corrupción no haya decidido renunciar al financiamiento de sus proyectos por parte de la embajada estadunidense en nuestro país y del Departamento de Estado del vecino país.

Al tiempo, descartó que la próxima semana cuando visite nuestro país Kamala Harris, vicepresidenta de los Estados Unidos le vaya a hacer la petición del retiro del financiamiento de manera personal y directa.

“Vamos a esperar el resultado, desde luego y tenemos que actuar con respeto, sin aspavientos y mucho menos con protestas groseras o airadas; es otra la agenda, esto tiene que ver más con el Departamento de Estado, con la embajada, porque es la embajada de Estados Unidos la que reparte el dinero de acuerdo con las pruebas que se tienen, es un asunto hasta corriente, no solo de fondo sino de forma, esto no debe hacerse, no tiene nada que ver con la buena política exterior”, expresó el presidente desde palacio nacional a más de una semana de que la cancillería mexicana remitió una queja diplomática sobre el asunto.

Fuente: excelsior