La Comisión Federal de Electricidad (CFE) desmintió que la mina que se derrumbó e inundó en Múzquiz, Coahuila, sea su proveedora de carbón, por lo que aseguró que es falsa la versión de que su director, Manuel Bartlett, estuviera enterado de las condiciones del lugar.

“La Comisión Federal de Electricidad desmiente categóricamente que la mina donde ocurrió el lamentable accidente en Coahuila sea proveedora de carbón de la CFE, en consecuencia, era imposible que su director estuviera enterado del estado de la mina”, aseguró mediante una tarjeta informativa.

El pronunciamiento ocurre luego de que la Organización Familia Pasta de Conchos (OFPC) difundiera el contenido de una carta que fue entregada a Manuel Bartlett el 26 de septiembre de 2020, en la que en conjunto con el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (CentroProdh), le advertían de la situación de inseguridad de más minas en la región que proveían de carbón a la CFE.

“Con esta carta le entregamos unas fotos que tomamos el pasado lunes 12 de octubre en unas ‘cuevas de arrastre’. Corresponden a dos empresas que han firmado contratos con la CFE y extraen carbón sin cumplir las condiciones de seguridad e higiene”, señalaban en el documento en el que además le pedían cumplir con el compromiso de “no repetición de siniestros y fallecimientos evitables en las minas de carbón”.

El viernes, autoridades de Protección civil de Coahuila y la Secretaria de Trabajo de la entidad reportaron sobre el derrumbe de una mina alrededor de las 12:50 horas, mismas en la que más tarde reconocieron habían siete mineros atrapados.

Por la tarde, el presidente Andrés Manuel López Obrador, mediante un mensaje compartido en sus redes sociales, informó que instruyó a las secretarías de Seguridad y de Trabajo, así como a la Coordinadora Nacional de Protección Civil que actuaran de inmediato en apoyo al siniestro.

“Instruí a las secretarías de Seguridad y del Trabajo y a la coordinadora Nacional de Protección Civil que actuaran de inmediato; ya están en camino hacia allá. En el lugar hay presencia de elementos de la Guardia Nacional y del Ejército”, escribió.

A más de 24 horas del derrumbe, autoridades estatales informaron del rescate de Mauricio Cortés, uno de los siete mineros que quedaron atrapados y de los que se presume podrían haber otros dos fallecidos, información que no ha sido corroborada por las autoridades.

Según autoridades estatales, la mina colapsó debido a las fuertes lluvias, lo que provocó que una barda que se encontraba en el lugar cayera, provocando el desbordamientos e inundación dentro de la mina, dejando los tiros 5, 6 y 7 sin salida.

Cabe resaltar que la tragedia ocurre en el mismo estado en que 15 años atrás ocurrió el derrumbe de la Mina Pasta de Conchos, donde 63 mineros fallecieron debido a que el “riesgo de rescate” provocó que las autoridades no pudieran continuar con las labores, tragedia en la que solo sobrevivieron dos mineros.

Fuente: El Sol de México