El gobernador Miguel Barbosa Huerta señaló que si empresas como Bonafont, instalada en Juan C Bonilla, o alguna otra que está en la región, son causantes del socavón que se generó en la zona, serán canceladas; se estudian tres hipótesis que pudieran generar este fenómeno.

Lo anterior, durante su visita al lugar de los hechos en donde escuchó la explicación de los especialistas que se encuentran analizando las posibles causas, en donde afirmó que se apoyarán a las personas afectadas por esta situación, pero ello dependerá de los resultados que arrojen los dictámenes que se realicen en materia de infraestructura y en sus cultivos.

“Eso es lo que le vengo a decir a toda la gente de acá de Juan C. Bonilla, de la junta auxiliar de Zacatepec, de los afectados, que vamos a estar cerca de ustedes, cerca de la gente que tiene afectaciones en sus viviendas, el gobierno debe responder por su gente”.

Por ello, sostuvo que si existiera la evidencia de que este socavón se haya formado por la extracción legal o ilegal de agua de parte de alguna empresa, el gobierno del estado la cancelará, aunque hizo énfasis en que no será por reclamos a gritos de grupos con intereses políticos.

Y es que durante su visita fue recibido por habitantes de la región que protestaban y exigían la salida de dichas firmas, así como se pronunciaron contra la operación del gasoducto Morelos que atraviesa la demarcación, a lo que se sumó otra que pedía el rescate de los perros que cayeron al socavón. 

En su turno, Pedro Francisco Rodríguez Espinosa, investigador del Instituto Politécnico Nacional (IPN), manifestó que se estudian tres hipótesis que pudieron haber generado este fenómeno, una que es por causas naturales, otra por actividades humanas en la región y otra, un conjunto de ambas. 

Detalló que se están haciendo estudios de subsuelo con diferentes metodologías geofísicas, geológicas y geohidrológicos, estos fenómenos se caracterizan por un conjunto de variables regionalizadas, las cuales presentan condiciones de continuidad y discretas, por lo se han abierto nuevas incógnitas de las causas que lo pudo originar. 

Hay tres hipótesis que se estudian

Esto, porque detalló que, de acuerdo a la línea de tiempo, fue el 29 de mayo que se originó el socavón y tenía un diámetro de 9 metros, para el 31 aumentó a 60 metros, el 5 de junio fue de 110 por 100 metros y hasta el 9 de junio es de 126 por 114 metros. 

Explicó que un trabajo realizado con el gobierno estatal y estudios científicos, identifican la necesidad de actualizar el programa de desarrollo urbano de Juan C. Bonilla, siendo este municipio una unidad de crecimiento, por lo que se deben de tomar medidas inmediatas para salvaguardar la seguridad de los ciudadanos. 

Por su parte, las secretarias de Gobernación, Ana Lucia Hill Mayoral, y Medio Ambiente, Beatriz Manrique Guevara, informaron que en las últimas 48 horas el socavón solamente ha crecido pocos metros a diferencia de los días pasados, por lo que se investigará en esta misma región la posibilidad de la existencia de otros.

Manrique Guevara también señaló que con esto se podrá conocer cuáles son los aforos de extracción de agua en la región y cuántas son las licencias por parte de la Conagua para hacerlo, y también para detectar si hay empresas que lo estén haciendo de manera ilegal. 

La funcionaria estatal manifestó que los estudios igual arrojarán hasta donde se extenderá el socavón, cuánto tiempo tardará su estabilización, pues agregó que el área de riesgo podría ser de hasta 9 metros fuera del perímetro físico del socavón, pues en dicho espacio se han detectado fisuras relevantes.

Fuente: La Jornada Oriente