El Gobierno de México informó, a través del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon, que hoy se inició la tercera misión humanitaria en Latinoamérica, mediante la cual donará 480 mil 800 vacunas a Guatemala, El Salvador y Honduras, mismas que serán trasladadas vía aérea a bordo de tres aeronaves de la Fuerza Aérea Mexicana. Nuestro país hace estos donativos en su calidad de presidente pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), cumpliendo el mandato del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, de cooperación y solidaridad con las naciones de la región.

Además de la donación de vacunas, el Ejército y Fuerza Aérea mexicanos efectuarán una donación de tres toneladas de insumos médicos, 1.5 t para El Salvador y 1.5 t para Honduras, a fin de colaborar con la lucha que dichas naciones centroamericanas libran contra la pandemia provocada por el COVID-19; asimismo, refrendan su compromiso de emplear incondicionalmente sus recursos humanos y materiales para coadyuvar en las tareas que permitan mitigar los estragos de la pandemia.

Durante su intervención, el canciller destacó que México es un país solidario, que ha estado exigiendo a todos los países del mundo –sobre todo a los más ricos– que las vacunas se distribuyan. Refirió que los más de 50 millones de vacunas que han llegado a México, o se han envasado en territorio nacional, provienen de otros países, por lo que reiteró que “tenemos que actuar en consecuencia, tenemos que ser congruentes, ser solidarios con otros países”.

Las vacunas que se donarán son del laboratorio AstraZeneca, producidas en México en los laboratorios de Liomont. Su entrega será coordinada por la subsecretaría para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores y el traslado será concretado por la Fuerza Aérea Mexicana.

La subsecretaria Martha Delgado Peralta aseguró que “en el Gobierno de México estamos convencidos de que librar la crisis derivada de la pandemia es indudablemente una acción colectiva y solidaria. La solidaridad es un valor recíproco; en la medida en que ayudamos, también recibimos. México comparte vacunas de las que ha conseguido, justo cuando otros países hermanos las requieren con urgencia”.

El primer vuelo partió a Guatemala con la comitiva encabezada por el canciller Marcelo Ebrard, el subsecretario para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes Zúñiga, y el director general para América Latina y el Caribe, Martín Borrego Llorente, con 150 mil dosis de vacunas.

El segundo vuelo rumbo a Honduras, con 150 mil dosis de vacunas, es liderado por la subsecretaria Delgado; y el tercero, con destino a El Salvador, encabezado por el director general de Organismos y Mecanismos Regionales, Efraín Guadarrama Pérez, con 100 mil 800 dosis de vacunas.

Las dosis fueron embaladas en envirotainers especiales donados por la organización Direct Relief, y se transportarán en tres aeronaves CASA C-295 pertenecientes a la Fuerza Aérea Mexicana.