Un niño migrante de 5 años logró reunirse con su padre, luego de que este fue detenido el viernes en Nuevo León por elementos de la Guardia Nacional cuando viajaba en un camión de redilas junto a otros indocumentados.

El Instituto Nacional de Migración (INM) informó que se logró la reunificación de los nicaragüenses, luego de que el menor de edad se presentó en las oficinas de este organismo en la entidad citada.

Padre e hijo quedaron separados debido a que el pequeño era transportado por polleros en un vehículo distinto al que usaba el progenitor.

Este nunca mencionó a la autoridad migratoria que su hijo viajaba en otra unidad, explicó el INM en un comunicado.

También destacó que el infante se presentó en la oficina de representación del instituto, descendió de un taxi, cuyo chofer -que dijo no conocer- le aseguró que ahí encontraría a su papá.

Con los datos que proporcionó, se localizó al adulto en la Estación Migratoria de Guadalupe y una vez confirmado el vínculo familiar, se procedió a la reunificación del padre con el hijo.

Al ser entrevistado por elementos de la Fiscalía General de Justicia de la entidad y saber de la existencia de un niño que lo buscaba, el padre reconoció que por temor a que le sucediera algo no mencionó que éste iba en otro coche.

Ambos fueron trasladados a una estancia del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de la entidad donde quedaron bajo su tutela, orientación y alojamiento como parte de los procedimientos de ley mientras se resuelve su situación jurídica en México, señaló el INM.

Fuente: La Jornada