Ante las quejas por la falta de medicamentos contra el cáncer, el Gobierno de México admitió que hay desabasto, justificando que es difícil conseguirlos.

Cuestionado durante su conferencia de prensa en Palacio Nacional sobre los retrasos en la entrega de medicinas oncológicas, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que se avanza con la compra consolidada de medicamentos y dio su explicación sobre el rezago.

“Todo esto se origina porque en el gobierno anterior todavía había un monopolio que controlaba la venta de los medicamentos al gobierno, un jugoso negocio de 100 mil millones de pesos”, destacó.

Sin embargo, reconoció que no ha sido tarea fácil. “Ya estamos consiguiendo todos los medicamentos, hay medicamentos oncológicos que son mucho muy difícil de conseguir, de estos 25, cuando menos se tienen adquiridos 21, hasta ayer nos faltaban cuatro, dos los van a hacer de manera especial para nosotros en Japón, todos los días lo estamos viendo”, expuso.

Sin dar pruebas, insistió en que habían distribuidoras que surtían medicinas de mala calidad a precios elevados .

“Ya estamos a punto de lograrlo y nos llevó tiempo porque tuvimos que enfrentar muchos obstáculos”.

Respecto a las protestas de padres de niños con cáncer, quienes amagaron con realizar hoy un nuevo bloqueo en el Aeropuerto internacional de la Ciudad de México (AICM), el mandatario señaló que tienen “todo el derecho a exigir, a demandar, a manifestrase” y les ofreció que pronto van a tener los medicamentos.

Las protestas de este grupo comenzaron a inicios de la administración del presidente López Obrador y luego de las críticas recibidas por señalan que son grupos manipulados, el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell, quien asistió ala Mañanera, se solidarizó con los afectados.

Cuestionado al finalizar la conferencia, señaló que “el cáncer es lamentable y doloroso, pero que lo padezcan niñas y niños es doblemente doloroso, que esas mismas personas carezcan de medicamentos es también doloroso”.

Además consideró que los padres o madres de los niños con cáncer tienen una legítima razón para tener preocupaciones, pues destacó que es absolutamente legítimo y externó su solidaridad y empatía con este grupo.

Lo anterior luego de que este fin de semana López-Gatell en un programa del Canal 22 acusó de “casi golpistas” las campañas, orquestadas por “grupos de derecha internacionales”, de protesta por la escasez de medicamentos para niños con cáncer.

Al respecto, el vocero de padres de niños con cáncer, Israel Rivas, aseguró que el desabasto de medicamentos oncológicos es una realidad innegable y calificó de perversos los dichos de López-Gatell, al intentar descalificar sus manifestaciones.

En entrevista con Carmen Aristegui, aclaró que el objetivo del movimiento no es derrocar o estar en contra de ningún gobierno, sino que se cumpla con el derecho al acceso a la salud.

“Esto es profundamente grave porque pone en riesgo la vida de más de 20 mil niños que tienen esta enfermedad y el 95% se atiende en hospitales públicos”, puntualizó.

“HE TENIDO QUE GASTAR MUCHO”

Agustín Carteño

Reynen y su esposa son de las familias que se han visto afectadas por el desabasto de medicamentos.

“A mi esposa le detectaron un tumor en el estómago, nos dijeron que tenía cáncer. La verdad sí he tenido que gastar mucho dinero”, compartió Reynen en el Instituto Nacional de Cancerología.

“No somos de aquí y eso complica más las cosas. Entre medicamentos que no tienen y tiene uno que comprar y el gasto de la operación que le van a hacer he gastado como 50,000 pesos en el tratamiento de mi esposa”, narró el señor, proveniente del estado de Guerrero.

Otros pacientes informaron que han gastado desde 200 a 2,000 pesos en medicamentos, debido a que “no cuentan con suficientes insumos” en el hospital.

Fuente: 24 horas