La Comisión Permanente del Congreso de la Unión ratificó, por unanimidad de 36 votos, la propuesta del Presidente de la República para que Luz María Anaya Domínguez ocupe el cargo de Magistrada de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa.

Mientras que, con cuatro votos en contra y dos abstenciones de los legisladores del PAN, se aprobó por 37 votos que Julio Ángel Sabines Chesterking sea Magistrado de Tercera Sección de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa.

Durante la primera sesión presencial de la Comisión Permanente, los senadores panistas Xóchitl Gálvez y Gustavo Madero, así como la diputada Alejandra García Morlan cuestionaron no la experiencia, capacidad y profesionalismo de Sabines Chesterking, sino de su militancia partidista en Morena al ser candidato a diputado federal en los pasados comicios y que no ganó.

Sin embargo, el senador de Morena, José Narro aclaró que Sabines no es militante de ese partido político.

El senador también de Morena, Eduardo Ramírez Aguilar, defendió la posición de la mayoría al señalar que, como hijo del poeta Julio Sabines, es el heredero de ese legado que no puede desaparecer de un brochazo.

El magistrado Julio Ángel Sabines posee dos licenciaturas, en Derecho y Administración, además de una Maestría en Seguridad Nacional y próximamente candidato a Doctor, detalló el senador.

“Puedo decirles que mientras haya un Sabines frente a una institución, lo acompaña la sensibilidad y el compromiso, además de que tiene la gran dicha de ser del sur de México, ser de Chiapas y eso es garantía”, frase que arrancó el aplauso de los legisladores que votaron a favor.

Tras la votación, el presidente de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente, Eduardo Ramírez tomó protesta a los nuevos Magistrados.

Los Magistrados ratificados durarán en su encargo 10 años, al cabo de los cuales podrán ser ratificados por una sola ocasión para otro periodo igual.