El Organismo de Cuenca Pacífico Norte (OCPN) de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) lleva a cabo muestreos de la calidad del agua en diferentes puntos del arroyo el Cajón para evaluar las posibles afectaciones a dicho cuerpo de agua a consecuencia del derrame de mil 960 metros cúbicos de jales mineros en la zona serrana de Cosalá, Sinaloa.

El director general del OCPN, José Luis Montalvo Espinoza, informó que personal especializado de Conagua lleva a cabo el levantamiento de las muestras, que permitirán establecer si existen residuos de metales pesados o sustancias nocivas para la salud sobre el cauce del río, en pozas de abastecimiento, así como en el embalse de la presa El Comedero.

Informó que, en caso de resultar positiva la presencia de dichos materiales, se trabajará en la implementación de medidas contingentes para evitar afectaciones a la salud de la población aledaña, así como a la flora y fauna silvestre de la región. Permitirá, además contar con elementos para la imposición de las sanciones correspondientes a quien resulte responsable.

Finalmente, señaló que la Comisión Nacional del Agua lleva a cabo acciones en conjunto con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, así como la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios en Sinaloa, para atender esta contingencia ambiental.