Durante el abanderamiento de los deportistas que acudirán a los Juegos Olímpicos de Tokio, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó que todos ellos, sin distinción, recibirán una recompensa al término de la justa y que en el caso de los medallistas habrá “algo especial”.

Después de entregar el Lábaro Patrio a Rommel Pacheco y la golfista Gabriela López, quien fungió como abanderado, el Ejecutivo pidió a los integrantes de la delegación representar con dignidad al país y dijo que no se puede ganar a quien no sabe rendirse.

Por su parte, Ana Gabriela Guevara, titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deportes (Conade) destacó que esta es la tercera delegación mexicana más grande en la historia de las justas veraniegas y precisó que “nos va a ir muy bien” en Tokio 2020.

En febrero pasado, Guevara pronosticó que México podría aspirar a ganar 10 medallas olímpicas para incluso superar su máximo histórico de nueve preseas, ocurrido en los Juegos Olímpicos de 1968.

Recordó que en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, México ocupó la tercera posición y que para Tokio 2020 será la primera vez que se compita en pruebas como gimnasia rítmica gracias a Rut Castillo.

Guevara también agradeció a López Obrador por su apoyo e impulso al deporte del país y declaró que el presidente fue el primero en ordenar la vacunación para los deportistas.

La exvelocista destacó que la prioridad ha sido resguardar la salud de los atletas que asistirán a Tokio; sin embargo, la semana pasada se reportó el positivo de cuatro casos justamente en las instalaciones del CNAR donde se llevó a cabo el abanderamiento.

Actualmente, la delegación mexicana está conformada por 158 deportistas.

Fuente: reporte índigo