Un hombre fue vinculado a proceso por su presunta responsabilidad de envenenamiento de los perritos rescatistas Athos y Tango, quienes eran parte del equipo USAR (Búsqueda y Rescate Urbano, por sus siglas en inglés) en Querétaro.

Hace unas tres semanas, el hombre habría dado salchichas envenenadas a los animales, sin embargo, el presunto responsable no permanecerá en el CERESO de San José el Alto y solo llevará un brazalete en el tobillo.

El juez determinó un plazo de dos meses para la investigación complementaria.